La prórroga para el Brexit concreta las posibilidades de Gran Bretaña

La UE renuncia a que se apruebe el acuerdo de salida de May a cambio de evitar que se le culpe de acabar las negociaciones sin éxito

La prórroga para el Brexit concreta
las posibilidades de Gran Bretaña
Reuters

La UE no le dio una patada a la lata de Brexit, como mucho un empujón. Tras otra cumbre nocturna en Bruselas, los líderes de los 27 países hicieron lo que mejor saben hacer y ampliaron el plazo para una decisión difícil. Pero al darle al Gobierno de Theresa May solo dos semanas más para acordar un plan para abandonar el bloque, también concretan las difíciles decisiones de Gran Bretaña.

El viernes, los líderes de la Unión Europea concedieron a la primera ministra del Reino Unido, Theresa May, un breve aplazamiento para el Brexit. Los 27 mantienen así las abierta una remota posibilidad de que Gran Bretaña permanezca en la UE durante mucho más tiempo.

Hasta el 12 de abril, según dijo el presidente de la cumbre y del Consejo Europeo, Donald Tusk, todas las opciones permanecerán abiertas y la fecha límite se retrasará. “El Gobierno del Reino Unido seguirá teniendo la opción de elegir entre un acuerdo, ningún acuerdo, una larga prórroga o la revocación del artículo 50 del Tratado de Lisboa, dijo en una conferencia de prensa.

De la reunión del Consejo Europeo que finalizó a última hora del jueves se pueden extraer varias conclusiones. En primer lugar, la UE ha renunciado casi por completo al acuerdo para el Brexit que negoció con May. Después de dos derrotas aplastantes, se espera que la primera ministra británica intente de nuevo conseguir apoyo parlamentario para el acuerdo la próxima semana. Pero los líderes de la UE tienen pocas esperanzas. El presidente francés, Emmanuel Macron, dijo a sus homólogos que después de escuchar a May consideraba que la probabilidad de que ganara la votación se había reducido del 10% al 5%.

La segunda conclusión es que la UE está ansiosa de evitar un Brexit sin acuerdo, o al menos que se le culpe de ese resultado. En un inoportuno discurso televisivo el miércoles por la noche, May sugirió que un Brexit a las bravas era la alternativa más factible a su plan. Pero al cambiar la fecha límite para el Brexit del 29 de marzo al 12 de abril, la UE mitiga esa amenaza y da al parlamento del Reino Unido dos semanas más para encontrar un consenso. Tusk también planteó la posibilidad de una prórroga más larga, pero solo si Gran Bretaña aceptaba participar en las elecciones al Parlamento Europeo a finales de mayo.

A pesar del lío de fechas, las opciones de Gran Bretaña para el Brexit siguen siendo esencialmente las mismas. Puede aprobar la versión del acuerdo de salida que negoció con May; puede decidir quedarse en la UE, probablemente tras la celebración de otro referéndum: el jueves, más de 2 millones de personas firmaron una petición online para revocar el Brexit; o puede salir de la UE sin un acuerdo. Ese riesgo se ha pospuesto, pero no se ha eliminado.

 Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de David Vázquez Baciero, es responsabilidad de CincoDías

Normas