Colonial busca compradores de sus naves por 400 millones para salir de la logística

Encarga la operación a las consultoras JLL y Knight Frank

Pere Viñolas, consejero delegado de Colonial (izquierda) y Juan José Brugera, presidente, en la junta de accionistas de 2018 en Madrid.
Pere Viñolas, consejero delegado de Colonial (izquierda) y Juan José Brugera, presidente, en la junta de accionistas de 2018 en Madrid.

Colonial ha encargado la búsqueda de compradores para su cartera de propiedades logísticas procedentes de su opa sobre Axiare del pasado año. En esta transacción espera alcanzar un importe de cerca de 400 millones de euros, según fuentes del sector inmobiliario, para lo que ha contratado a las consultoras JLL y Knight Frank como asesores de la operación.

La inmobiliaria presidida por Juan José Brugera se hizo con la cartera logística tras adquirir por 1.000 millones el pasado año el capital que no controlaba de Axiare. Desde entonces, esas propiedades logísticas son residuales frente a la idea de la empresa de ser dueña de las mejores oficinas en buenas ubicaciones de Madrid, Barcelona y París. El momento en el que Colonial analiza esta operación llega en un contexto de alto interés de fondos y socimis por este tipo de activos.

Un portavoz de la inmobiliaria confirma que Colonial ha encargado una prospección de mercado a las dos consultoras que permita tantear el posible interés de los inversores. “Estamos iniciando una fase de estudio sobre nuestra cartera logística en el que todas las alternativas son posibles”, añade, asegurando que también está presente la opción de no vender. Tanto JLL como Knight Frank han declinado hacer comentarios sobre la operación.

Esta histórica empresa catalana reconvertida en socimi (sociedad cotizada de inversión en el mercado inmobiliario) cuenta con inmuebles por 11.915 millones de euros. De esos, 480 millones se computan en el apartado de logística y otros (ya que dispone de una pequeña parte de retail consistente en tres parques de medianas), pero no especifica concretamente en cuánto valora estas naves por separado. Según las fuentes consultadas, Colonial valora en 400 millones esos almacenes que pone ahora a la venta.

En las últimas cuentas de Axiare en las que se especificaban ese portfolio, del tercer trimestre de 2017, se aseguraba que el valor de sus 12 activos logísticos llegaba a los 302 millones, aunque la socimi trabajaba en el desarrollo de una segunda fase de un parque logístico en San Fernando de Henares (Madrid). Colonial sí especificó en los resultados de 2018 que esta cartera se había revalorizada un 13% en los últimos 12 meses.

Además de San Fernando, contaba con otras propiedades en este sector en municipios de Madrid como Rivas, Guadalix, Camarma de Esteruelas y Alcalá de Henares; Cabanillas del Campo, Azuqueca y Miralcampo en Guadalajara; Valls y Constantí en Tarragona, y en Dos Hermanas (Sevilla). De los 347 millones por rentas (ingresos de los alquileres) obtenidos por la compañía el pasado año, únicamente 19 millones procede de la logística y retail.

Colonial ya vendió el pasado año una cartera de oficinas que consideró no estratégicas procedente de su adquisición de Axiare. En concreto, traspasó seis edificios en Madrid al fondo británico Tristan Capital Partners por 280 millones.

Alto interés en el segmento logístico

La logística en el mercado inmobiliario está viviendo un boom debido al tirón del comercio electrónico, que está demandando gran parte de esos espacios. Este segmento tiene más riesgos que otras actividades como el de oficinas, hoteles o retail y, por eso, también ofrece mayores retornos, tradicionalmente por encima del 5%. En el último año se cerraron operaciones de inversión por alrededor de 1.500 millones en este área, con transacciones como la cartera de Lar a Blackstone por 100 millones u otra compra de Invesco por 80 millones. Empresas como Merlin, Prologis, Segro o P3 Logistic Parks han apostado en los últimos años por invertir en España en estas superficies.

Normas