La posventa confía en que diésel y baterías convivan muchos años

La caída del gasóleo aún no afecta al sector por lo viejo del parque

Los compradores se están pasando directamente a gasolina

José Antonio Tercero
José-Antonio Tercero, director general de Valeo Services, muestra el motor 48V para híbrido. Cinco Días

Hasta los clásicos se pasan al eléctrico. Movelco, distribuidor de coches cero emisiones del grupo Recalvi, presentó en Motortec una adaptación recargable del clásico Seat 600 para nostálgicos comprometidos con el planeta. Fue la nota curiosa de una edición cargada de dudas para los proveedores de componentes y recambios.

“¿Cuántos mantenimientos y repuestos necesitarán los coches del futuro? ¿Quién los va a hacer y vender? ¿Y a quién? ¿A un particular? ¿A una empresa de carsharing? En estas tres preguntas se resume toda la incertidumbre de la posventa”, señaló Raúl González, experto de World Shooper, consultora portuguesa especializada en automoción, durante la feria de recambios y componentes celebrada la semana pasada en Ifema.

La incertidumbre generada por las restricciones al diésel sobrevoló todo el salón. Madrid y Barcelona han impuesto límites a la circulación de estos vehículos y el Gobierno llegó a ponerles fecha de caducidad (2040) en el anteproyecto de Ley de Transición Energética que el final adelantado de la legislatura ha dejado en suspenso.

El mensaje de las Administraciones ha calado en el mercado. En los dos primeros meses del año, las matriculaciones de turismos cayeron un 8%, según Anfac. “Las declaraciones contra el diésel y las elecciones de abril han provocado que la gente retrase su decisión de compra a la espera de ver si las nuevas autoridades van a ser más permisivas o restrictivas con esta tecnología”, dijo José Manuel López, director comercial de MSI.

Un Tesla tiene 32.000 piezas frente a las 80.000 del Focus, pero el Auris Hybrid tiene más de 80.000, destaca un experto

Lo curioso –advirtió– es que los híbridos y eléctricos no están recogiendo del todo el testigo del diésel, sino que “los consumidores se están pasando directamente a gasolina, que emite más CO2 que el gasóleo”. Así que si la intención de los políticos es proteger el medio ambiente, el efecto de sus medidas está siendo contraproducente.

La firma de inteligencia de mercado prevé que las ventas de diésel (incluyendo turismos, 4x4 y furgonetas) bajarán este año un 11%, desde las 667.940 unidades a las 592.454, mientras que las de gasolina crecerán un 7%, de a 756.124 a 811.373. Las de eléctrico, por su parte, subirán un 80,7% desde los 7.815 vehículos a los 14.123.

La estimación de MSI es que de 2017 a 2020, el peso del diésel sobre el total de las ventas se reducirá del 55% al 39%, en tanto que la de la gasolina subirá del 41% al 52%. La cuota de los híbridos aumentará del 4% al 5% y la de los eléctricos se mantendrá en el 1%.

“Las tecnologías alternativas o de transición, según cómo prefieran llamarlas, todavía tienen mucho que aportar a la industria antes de que el parque se electrifique del todo, si es que eso finalmente ocurre”, afirmó González, quien precisó que si bien un Tesla tiene 32.000 piezas frente a los 80.000 de un Ford Focus, el Auris Hybrid de Toyota lleva más de 80.000. “Hay partido”, enfatizó.

Seat 600 eléctrico
Adaptación eléctrica del clásico Seat 600 de Movelco. Cinco Días

Las marcas de componentes tienen claro que combustión y batería convivirán durante muchos años y eso se pudo apreciar en la exposición. En el estand de Valeo, por ejemplo, se exhibieron sistemas para todas las tecnologías, aunque la estrella fue su propuesta para esa fase de transición: un motor de arranque de 48 voltios para híbridos.

“La apuesta de Valeo es por la electrificación, aunque seguimos innovando en combustión para reducir emisiones porque es una tecnología que va a seguir durante unos años”, aclaró José-Antonio Tercero, director general de Valeo Services en España. Consultado sobre los límites al diésel, aseguró que “todavía es muy temprano” para que sus efectos se sientan en la venta de repuestos, ya que la antigüedad media del parque es de 12 años.

En el mismo sentido se pronunciaron importadores de piezas para gasóleo presentes en la feria. “Todo sigue igual y creemos que 20 años es un plazo muy corto para que una transición se concrete”, afirmó José Luis Carrasco, gerente de la valenciana Diesel Parts. “Habrá diversidad de motores y lo que nos preo­cupa es que no sabemos qué cuota tendrá cada uno, pero el diésel estará entre ellos”, opinó Daniel Pérez, dueño de la sevillana Diesel Turbo Systems.

Este artículo se publicó el martes 19 de marzo de 2019 en el suplemento Premium de Cinco Días.

Sernauto pide una transición pausada

Autoparts from Spain
Web móvil de Autoparts from Spain. Sernauto

La reducción de la producción de motores de combustión es vista por el 92% de la industria de componentes española como la tendencia tecnológica que tendrá el mayor impacto negativo en su negocio, según un estudio de McKinsey. La electrificación es la segunda causa para el 61% de los encuestados.

“Abogamos por una transición pausada que permita a las empresas irse adaptando”, señaló al respecto Begoña Llamazares, responsable de mercados de Sernauto, que presentó en la feria Autoparts from Spain un catálogo web de la oferta española en componentes.

Normas