Montero prevé inyectar por decreto 7.000 millones extra a las comunidades

Compensará a los territorios por el alza de ingresos fiscales al no haber Presupuestos

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero.
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

“No renunciamos a que este Presupuesto pueda ver la luz tras las elecciones” del 28 de abril, aseveró ayer la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, sobre las cuentas que diseñó para 2019 y que ha tumbado el Congreso de los Diputados. Durante su intervención en un desayuno informativo de Europa Press, la ministra aseveró, en todo caso, que el Gobierno seguirá tomando medidas vía real decreto ley hasta final de la legislatura tanto en materia social como en financiación autonómica, aunque descartó que su Ministerio pueda hacer cambios tributarios por esa vía.

Del lado de la financiación regional, sin embargo, Montero avanzó que estudia hacer actualizaciones en las entregas a cuenta de las comunidades autónomas a fin de inyectarles fondos adicionales. Ante la falta de unos nuevos Presupuestos que eleven su asignación, la idea es incrementar estos fondos vía decreto para adaptarlos a las nuevas previsiones de recaudación tributaria, que deberían subir solo por el crecimiento económico. Los cálculos manejados indican que serían unos 7.000 millones de euros frente a los 9.000 previstos en las cuentas de 2019, que incluían más recaudación por la reforma fiscal. Montero reveló que su departamento está concretando aún el ajuste de la cuantía por lo que la medida no irá aún al Consejo de Ministros de esta semana.

Los fondos, en todo caso, llegarían antes de las Elecciones Generales de abril y, por tanto, de las autonómicas, locales y europeas del 26 de mayo lo que promete abonar también las campañas electorales regionales.

Montero recordó que, en paralelo, el Ejecutivo ultima decretos para reformar el mercado laboral, fortalecer el diálogo social, luchar contra la desigualdad de género o incrementar los permisos de paternidad para los que se buscará el máximo consenso parlamentario dentro ya de la Diputación Permanente, pues las Cortes serán disueltas la próxima semana como paso previo a los comicios. Todas son medidas de urgencia social, defendió Montero, que justifican el uso de esta vía de excepción.

Cuestionada sobre el impacto en déficit que tendrán estas medidas de gasto adicional, Montero adujo que todas van a cuenta de la Seguridad Social, que se verá compensada por el alza del salario mínimo interprofesional y de las bases de cotización vigentes desde enero. El déficit, por tanto, podría bajar del 2,7% de 2018 al entorno del 2,2% al 2,4%, como estaba previsto en caso de prórroga presupuestaria, si bien esos cálculos no tenían en cuenta la batería de medidas sociales de última hora.

Lo que parece claro es que el agujero no se recortará más allá pues Montero expuso que no es posible impulsar medidas fiscales por decreto lo que impide al Gobierno lanzar los nuevos impuestos (tasa Google y Tobin) o su reforma tributaria. Es más, el impuesto eléctrico seguirá suspendido hasta marzo. Montero confía en que las elecciones permitan conformar con rapidez un Gobierno progresista que retome sus cuentas para este mismo año, aunque todo hace indicar que los próximos Presupuestos que se diseñen serán ya para 2020.

El peso del cálculo electoral

“Los Presupuestos no eran ninguna moneda de cambio” en el diálogo abierto con el secesionismo catalán, aseveró ayer la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. Con su voto en contra, sostuvo, “PP, Cs y nacionalistas han renunciado a hacer política útil para los ciudadanos” fomentando una escalada de crispación por intereses partidistas. La ministra expuso que esa actitud y las políticas de austeridad a ultranza han provocado la desafección de los ciudadanos ante la política. “La ola de extrema derecha ha llegado a España”, advirtió, criticando que Cs vete un pacto con el PSOE pero lo haga con Vox. Montero también criticó que, por cálculo electoral, Podemos impidiese aprobar el decreto de medidas de alquiler, que ella ve ya difícil impulsar antes de los comicios, o el consenso en pensiones del Pacto de Toledo.

Normas