Cataluña abandona oficialmente el FLA y acapara el 32% de las ayudas regionales

Hacienda autoriza a Madrid, Baleares, y Castilla y León a emitir deuda

Financiación comunidades pulsa en la foto

Las cuentas de Cataluña han dejado finalmente de estar sometidas al férreo control del Ministerio de Hacienda esta semana. Después de siete años, la comunidad ha abandonado oficialmente el programa de ayudas del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA), que facilita recursos de emergencia a las regiones con problemas financieros a cambio de una atenta supervisión. La región pasa ahora a depender de la Facilidad Financiera (FF), un plan de asistencia con controles más laxos, bajo la aprobación de la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos, que dirige la ministra de Economía, Nadia Calviño.

Tras recibir unos 70.000 millones de euros del FLA desde 2012, Cataluña mantendrá el apoyo del Estado, pero a través del citado fondo de Facilidad Financiera, una herramienta de apoyo que reduce las contrapartidas exigidas por el fondo de liquidez y que está reservada a aquellas regiones que, como es el caso catalán, han logrado volver a cumplir sus objetivos de déficit y la regla de gasto.

La decisión quedó confirmada en la Comisión Delegada de Asuntos Económicos del jueves, en la que se asignaron a las comunidades autónomas un total de 14.084,05 millones de euros a cargo del Fondo de Financiación regional para el primer trimestre de 2019.

De ellos, 8.310,37 millones irán destinados a la Facilidad Financiera (que además de a Cataluña apoyará a Andalucía, Asturias, Baleares, Canarias, Cantabria, Galicia y La Rioja). Otros 5.773,68 millones alimentarán el FLA (para asistir a Aragón, Castilla-La Mancha, Extremadura, Murcia y la Comunidad Valenciana).

Pese a dejar de necesitar el oxígeno del FLA, Cataluña seguirá acaparando un tercio de todo el monto de financiación autonómica. En concreto, se le asignan 4.572,96 millones de euros de la Facilidad Financiera. Le sigue la Comunidad Valenciana, que recibe 3.138,97 millones (el 22,29%), en su caso del FLA. El grueso de estas cuantías, 12.700 millones del total, van dirigidas a cubrir los vencimientos de deuda de las regiones, mientras que otras partidas menores (187,9 millones) se dirigen a saldar las liquidaciones negativas o a cubrir el déficit del ejercicio 2019 (con 195,43 millones).

Aunque el monto total es similar al de años anteriores, Hacienda valoraba positivamente en una nota emitida el jueves que la dotación del tramo destinado a aminorar el déficit de 2019 se haya reducido este ejercicio. Algo que el Ministerio achaca a los avances logrados en la consolidación fiscal.

El departamento que dirige María Jesús Montero celebra además que la mejora de las cuentas autonómicas ha comenzado a permitir que las regiones rebajen su dependencia de la liquidez estatal y recuerda que el objetivo es que “puedan ir recuperando de forma gradual su autonomía financiera en materia de endeudamiento” para terminar acudiendo por su cuenta a los mercados.

En esta línea, el Consejo de Ministros de este viernes aprobó autorizaciones para formalizar préstamos a largo plazo y emitir deuda pública por 2.675,2 millones a la Comunidad de Madrid, por 517 millones a Baleares, por 1.190,8 millones a Castilla y León o para formalizar operaciones de deuda a largo a Castilla-La Mancha por 680 millones. La Generalitat cuenta con poder volver al mercado en 2020.

Aunque la salida de Cataluña del FLA le corresponde en función del cumplimiento de unos criterios objetivos, el logro llega en mitad de la campaña de acercamiento del Ejecutivo de Pedro Sánchez al Govern a fin de buscar soluciones al conflicto independentista. Un diálogo frágil en el que La Moncloa pide apoyo a su proyecto de Presupuestos Generales y los partidos secesionistas catalanes reclaman guiños a los políticos presos por el procés. Ambas agendas confluirán el 12 de febrero, cuando arranca el juicio y también el pleno del Congreso de los Diputados en el que se debatirán las enmiendas a la totalidad sobre las cuentas públicas.

Ajuste en las previsiones de crecimiento

Airef. La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) rebajó ligeramente el viernes su previsión de crecimiento para el primer trimestre de este año, del 0,78% al 0,72%. La cifra, en todo caso, se sitúa por encima del 0,7% al alza del último trimestre de 2018, que superó el 0,6% del resto de trimestres del año pasado. Para el periodo de abril a junio de 2019, la Airef ofreció una primera estimación de crecimiento del PIB del 0,7%.

Por comunidades. El organismo que preside José Luis Escrivá también analizó el viernes el impacto que tuvieron las distintas comunidades autónomas en el alza del 2,5% del PIB nacional de 2018. Sus datos indican que la región que más creció fue Aragón (un 3%), seguida de Canarias, Cantabria y Comunidad Valenciana (las tres con un 2,8%). El peor dato fue de Castilla y León, que avanzó un 2%.

AFI. Por su parte, Analistas Financieros Internacionales (AFI) rebajó su previsión de crecimiento económico para 2019 hasta el 2,1%, dos décimas menos de lo que preveía hasta ahora y una menos que la esperada por el Gobierno en su último cuadro macro.

Normas