El ICAM otorgará un sello de calidad a los despachos más igualitarios

El Colegio presenta su Plan de Igualdad de Género 2018-2022

El ICAM otorgará un sello de calidad a los despachos más igualitarios

El Ilustre Colegio de Abogados de Madrid (ICAM) otorgará un sello de calidad a los despachos o asesorías jurídicas internas que demuestren que tienen implementadas medidas efectivas para combatir la desigualdad de género. El reconocimiento, que se entregará anualmente, atenderá a criterios como que se cumpla la igualdad salarial y promoción interna de todo el personal y en todos los departamentos.

Esta medida, que se recoge en el Plan de Igualdad de Género que ha elaborado el colegio madrileño para el periodo 2018-2022, valorará otros aspectos como la existencia de un plan de conciliación familiar y de prestaciones de maternidad y paternidad igualitarias, así como planes de corresponsabilidad.

A través de esta iniciativa, el ICAM busca concienciar progresivamente de la importancia de la igualdad dentro del despacho. "Llegará un momento en el que el despacho que no cuente con el sello no estará bien visto", señaló Mábel Zapata, tesorera de la Junta de Gobierno del ICAM, durante la presentación del plan el pasado viernes, haciendo referencia al riesgo reputacional al que se enfrentarán los bufetes.

Equiparar permisos

Otra de las medidas impulsadas desde el Colegio es la equiparación de las bajas por paternidad y maternidad de todos los integrantes del organismo, tanto colegiados como otros profesionales de la plantilla. Así, alarga a 16 semanas el permiso de los padres para alcanzar al tiempo que otorga la legislación vigente a las progenitoras."Tenemos la responsabilidad de igualar la implicación entre hombres y mujeres en el cuidado de los hijos", puntualizó en este sentido Ángela Cerrillos, diputada de la Junta de Gobierno del ICAM y presidenta de la Comisión.

Además, el órgano madrileño se centrará en que ni la paternidad ni la maternidad supongan una disminución de designaciones de guardias al abogado de turno de oficio que cause baja por alguno de esos motivos. 

Representación paritaria

Por otro lado, el plan hace especial incidencia en que exista una representación paritaria en la Junta de Gobierno y las diferentes departamentos y comisiones, así como otros órganos internos del ICAM. Esta cota de paridad exige que ninguno de los sexos tenga una presencia inferior al 40% ni superior al 60%. 

Para certificar que este programa se está implementando correctamente y está dando resultados efectivos, se prevé la creación de un órgano de supervisión: la Comisión de Seguimiento del Plan. Entre otras de sus funciones, el citado organismo deberá elaborar un informe anual donde se refleje el avance respecto a los objetivos de igualdad fijados. 

Lenguaje inclusivo

Por otro lado, el órgano facilitará una guía de buenas prácticas para fomentar el uso ordinario de un lenguaje inclusivo en todos los miembros, tanto colegiados como otros profesionales. En el plan se pide evitar el uso del masculino genérico, "referenciando de forma explícita a las mujeres en el lenguaje utilizado en las comunicaciones y documentos".

Esta decisión, que se aplicaría a todas las comunicaciones tanto verbales como escritas que se hacen desde el organismo madrileño, tiene como objetivo "evitar la ambigüedad de ciertos mensajes y poner de manifiesto la masiva presencia de la mujer en el Colegio", matizó Cerrillos.

En este sentido y tal y como informaba este diario hace unos días, el organismo pretende cambiar su nombre al de Colegio de la Abogacía de Madrid. Una decisión, como informó la diputada de la Junta, que depende ahora de la Comisión de Modificación de los Estatutos del Colegio, y que deberá ser ratificado posteriormente por la Junta General.

Formación en igualdad

Otro de los proyectos que prevé el citado programa es llevar a cabo una formación interna en materia de igualdad de oportunidades a los responsables de selección de personal. Asimismo, el ICAM facilitará actividades formativas que faciliten el desarrollo de habilidades y competencias sin distinción de género. 

Normas