Vivendi sale de Telefónica al vender su participación por 373 millones

Era uno de los primeros accionistas desde 2015, con casi un 1% del capital

Vivendi sale de Telefónica al vender su participación por 373 millones

Vivendi ha salido del capital de Telefónica, de la que era séptimo accionista. Así, en la presentación de los resultados de 2018, Vivendi comunicó que entre noviembre y diciembre vendió directamente en el mercado su participación de 49,24 millones de títulos de la operadora española, equivalentes al 0,95% de su capital.

La compañía francesa señaló que el importe total de la desinversión ascendió a 373 millones de euros. De esta forma, Vivendi habría registrado unas minusvalías de casi 200 millones, puesto que tenía establecido un precio de compra de 569 millones. En las cuentas del primer semestre, Vivendi reconoció unas minusvalías de 211 millones, al establecerse entonces un precio de 7,28 euros por acción. El precio medio de venta habría rondado los 7,58 euros por título. Entre noviembre y diciembre, las matildes se movieron en un rango entre 7,29 y 7,96 euros.

No obstante, Vivendi se ha visto favorecida por la retribución al accionista abonada por Telefónica, tanto en dividendo en efectivo como por el script que se mantuvo hasta 2016. Así, ha percibido un total de 85 millones de euros en estos años procedentes de los dividendos de la operadora (cuatro millones de Telefónica Brasil). En 2018, recibió 11 millones, por 20 millones en 2017.

La venta de títulos por parte de Vivendi pudo haber penalizado al precio de la acción de Telefónica en Bolsa durante la parte final del año, como consecuencia del incremento del papel.

Vivendi señaló que la venta de las acciones de la compañía española es consecuencia del compromiso contraído con la Autoridad Brasileña de la Competencia (CADE), por el que la compañía francesa no tendría simultáneamente una participación en Telecom Italia y Telefónica, dos de las principales operadoras de telecomunicaciones de Brasil.

Y es que el aterrizaje inicial de Vivendi en la operadora española se produjo en 2015 cuando acordó canjear 58,4 millones de acciones de Telefónica Brasil, que a su vez habían sido recibidas con la venta previa de su filial brasileña GVT, por 46 millones de títulos de la propia Telefónica, que la teleco tenía entonces en autocartera (el aumento hasta los citados 49,24 millones de títulos fue consecuencia del scrip). Dicha operación se valoró entonces en 555 millones de euros.

Además, dentro de la operación de GVT, Vivendi percibió de Telefónica un 8,3% del capital de Telecom Italia, como parte de los pagos.

Al margen de Brasil, ambos grupos han mantenido una profunda relación en los últimos tiempos, con especial relevancia en el mundo audiovisual. En 2016, Telefónica firmó un acuerdo con Vivendi para ofrecer a sus clientes de Latinoamérica los servicios de entretenimiento para el móvil WatchMusic, una plataforma musical de video premium inmersiva, y STUDIO+, que ofrece series premium cortas.

Movimiento de KPN

El adiós de Vivendi a Telefónica se una a la aceleración de la salida de KPN del capital de Telefónica Deutschland, en el que está presente desde 2014, tras la venta de su filial E-Plus. Así, la operadora holandesa vendió cerca de un 4,2% del capital de la filial germana en 2018 (un 0,8% en el cuarto trimestre), situando su participación en el 4,4%.

KPN, que llegó a tener un 20% de Telefónica Deutschland, también estuvo presente hasta principios de 2017 en el capital de la propia matriz, a consecuencia de la citada operación de E-Plus. En marzo de ese año, el grupo holandés acordó con la operadora española canjear un 6% de Telefónica Deutschland por un 1,43% de las acciones de la propia Telefónica, que también tenía en autocartera.

Telefónica afronta una semana clave al presentar mañana sus resultados de 2018. El mercado está pendiente de decisiones como el pago de dividendos para este año, la reducción de la deuda, y la evolución de países claves como España y Brasil. Y entre los inversores parece haber expectación. Las matildes han subido más de un 3% durante esta semana.

Reunión con las grandes telecos

Evento. Telefónica ha reunido esta semana en su sede de Madrid a más de 160 expertos en acceso radio tanto de operadores como de fabricantes. El motivo es celebrar el próximo encuentro global de la Alianza O-RAN. Entre las empresas presentes en el evento figuran compañías como AT&T, Verizon, China Mobile, Deutsche Telekom, Orange, Telstra, DoCoMo, Telecom Italia, Singtel, SK Telecom, Sprint y Softbank. OpenRAN es un modelo abierto cuyo objetivo es flexibilizar la arquitectura de la red de acceso radio. Los miembros de la alianza trabajan en la apertura de interfaces y arquitecturas para fomentar la creación de un nuevo ecosistema de proveedores de componentes y servicios. Es decir, buscan una nueva manera de afrontar los despliegues en el acceso radio ante la llegada del 5G.

Startups. Telefónica Open Future, la plataforma global del área de innovación abierta de la operadora, ha lanza su primera convocatoria de startups del año. Las elegidas irán a los centros de Madrid, Barcelona, Segovia y Murcia. Las áreas elegidas son realidad virtual, inteligencia artificial, big data, blockchain, computer visión, biotecnología y gaming.

Normas