Telefónica se examina de las cuentas de 2018 con el dividendo y la deuda como claves

El mercado, pendiente de la evolución de España y Brasil

José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica.
José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica.

Telefónica se va a examinar esta semana de las cuentas de 2018. Mañana es el turno de las filiales en Alemania y Brasil, y pasado de la propia matriz. El mercado está pendiente de distintas variables: la evolución del cuarto trimestre, con España y Brasil como países claves, los objetivos para 2019, el recorte de la deuda y la aprobación del dividendo para este nuevo año.

En este sentido, Bloomberg Intelligence apunta a que Telefónica superará la previsión de crecimiento del 2% anual establecida en octubre, tras revisar al alza los objetivos del ejercicio una vez presentados los resultados del tercer trimestre. No obstante, prevé una pequeña ralentización del crecimiento orgánico en el cuarto trimestre, tras el aumento de los ingresos del 2,7% entre julio y septiembre.

Con respecto a España, Deutsche Bank apunta que los ingresos por servicios subirían un 0,2% en el cuarto trimestre tras permanecer planos en el tercero, con un margen de Ebitda subyacente del 38%. Estos analistas calculan que los mayores costes por la compra de los derechos del fútbol tendrán un impacto en los márgenes de 1,6 puntos porcentuales. Según las cifras publicadas la semana pasada por la CNMC, Telefónica ganó 422.352 líneas móviles en España en 2018 (cerca de 80.000 en el cuarto trimestre) y 123.000 clientes de banda ancha fija (8.000 en el cuarto trimestre).

En relación a Brasil, los ingresos totales habrían bajado un 0,4% entre octubre y diciembre, tras descender un 1,1% en el tercer trimestre, mientras que el Ebitda subirá un 4,6%.

Previsiones

A su vez, Deutsche Bank prevé unos ingresos en el cuarto trimestre de 12.459 millones de euros y un Ebitda reportado de 3.941 millones, en línea con el consenso del mercado. Estos analistas prevén un Ebitda subyacente de 3.890 millones, una vez recogido el impacto de la hiperinflación en Argentina.

De cara a 2019, la entidad prevé un aumento de los ingresos del 2%, unos márgenes estables y un ratio de capex frente a ventas del 15%. A su vez, señalan que el dividendo se va a mantener en 0,40 euros por acción, la misma cifra que en 2018.

En este sentido, Jefferies coincide en que el dividendo se va a mantener en 0,40 euros por título en 2019 y 2020. El banco de inversión prevé que la deuda de Telefónica se va a situar en 42.100 millones de euros al cierre de 2018, con un desapalancamiento de 2.100 millones en términos interanuales. Estos analistas estiman que el ratio de apalancamiento pasará de 3,4 veces el Ebitda en diciembre pasado a 3,2 veces en 2019 y tres veces en 2020.

Eso sí, señalan que la empresa se beneficiará de la venta de activos, como la reciente desinversión de las filiales en Guatemala y El Salvador, así como de los litigios fiscales abiertos en Brasil (la teleco ya se vio favorecida por este concepto en 2018).

Dividendo en Brasil

Decisión. El consejo de administración de Telefónica Brasil ha aprobado el primer dividendo con cargo al ejercicio de 2017. La retribución, bajo la fórmula brasileña de interés de capital propio, asciende a 700 millones de reales (casi 166 millones de euros). Telefónica es el principal accionista de su filial con un 73,9% del capital.

Plantilla. UBS cree que los inversores perciben que el ritmo de beneficios y de recorte de deuda de Telefónica es demasiado lento. Pero, una posible recuperación económica en Latinoamérica y de las divisas podrían ayudar a solucionar ambas cuestiones. El banco cree que la teleco podría realizar una reestructuración de plantilla en el grupo, especialmente en España, y acelerar las desinversiones para reducir la deuda, informa Dow Jones.

Alemania. El consejo de supervisión de Telefónica Deutschland aprobó ayer la extensión del contrato del actual consejero delegado, Markus Haas, hasta el 31 de diciembre de 2022. Haas, en el cargo desde enero de 2017, ha sido el encargado de cerrar la integración de E-Plus, y tendrá como principal tarea la ejecución del proceso de transformación digital.

Normas