Airbus dejará de producir el A380 y pone en riesgo hasta 250 empleos en España

Las plantas de Getafe, Illescas y Puerto Real se encargan de ensamblar partes de este avión

El presidente de la rama comercial de Airbus, Guillaume Faury.
El presidente de la rama comercial de Airbus, Guillaume Faury. EFE
Toulouse / Madrid

“No hay otro avión en el mundo como este y ninguna otra experiencia de viaje se acerca”. Esa es la descripción que el consorcio europeo Airbus tiene en su página web sobre el avión A380. El mismo que el consejero delegado de la empresa, Tom Enders, anunció ayer que dejará de ser producido en 2021. “No disponemos de una cartera de pedidos del A380 sustancial y, por tanto, no hay una base que sustente la producción de este avión, a pesar de todos los esfuerzos de venta que hemos realizado con otras aerolíneas en los últimos años”, ha dicho Enders en Toulouse (Francia).

Desde la compañía aeronáutica han estimado que la decisión podría afectar a entre 3.000 y 3.500 trabajadores. En España podrían peligrar hasta 250 empleos, según informaron fuentes sindicales a CincoDías. Los sindicatos han pedido que las personas que puedan verse afectadas por la decisión de Airbus, sean recolocadas en otros proyectos de la empresa.

“CCOO trabaja desde hace tiempo para paliar la pérdida de carga de trabajo y sus efectos. Lamentablemente, la propuesta de acuerdo que este sindicato alcanzó con la empresa, y que ofrecía garantías de empleo, fue rechazada por el resto de representantes de la plantilla. Ahora que la compañía aeronáutica dice adiós al A380, CCOO le reclama que cumpla el compromiso que trasladó al comité interempresas y llama al resto de sindicatos a reconsiderar su posición”, han dicho desde Comisiones Obreras.

La decisión llega después de que la aerolínea Emirates, redujese su libro de pedidos de 162 a 123 de estos aviones. “El A380 es el buque insignia de Emirates y ha contribuido al éxito de la aerolínea durante más de diez años. A pesar de que lamentamos la postura de la aerolínea, la elección del A330neo y del A350 para su crecimiento futuro supone un respaldo muy importante para nuestra muy competitiva familia de aviones de cabina ancha”, ha explicado Guillaume Faury, presidente de Airbus Comercial y futuro consejero delegado de Airbus.

Partes del gigantesco avión se producen o ensamblan en tres fábricas españolas: la de Puerto Real, en Cádiz; la de Illescas, en Castilla La Mancha; y la de Getafe, en Madrid. En esta última se diseña y fabrica el estabilizador horizontal y se monta la parte final del fuselaje, mientras en Puerto Real se monta y prueba el citado estabilizador. En Illescas, por su parte, se producen los elementos para el estabilizador y las piezas elementales de la carcasa exterior del cono de cola que es de fibra de carbono.

La planta de Puerto Real, que es una de las factorías que más personas emplea para el ensamblaje del A380, está, a su vez, en una de las provincias con mayor tasa de paro de España (un 30%, según la EPA). El secretario general de Industria y de la Pyme, Raúl Blanco, ha asegurado que el Gobierno va a “trabajar en medidas compensatorias para paliar cualquier consecuencia que tenga la parada del A380 con otros programas, ya que Airbus tiene una amplia y saneada cartera de productos con una importante presencia en España”. En total, el Grupo Airbus emplea a 13.684 personas en el país, de las cuales 4.776 trabajan en Airbus Comercial, donde se fabrica, entre otros aviones, el A380.

Por otro lado, la ministra de Defensa, Margarita Robles, ha firmado este jueves en Bruselas la incorporación de España “en igualdad de condiciones” junto a Alemania y Francia al proyecto del futuro caza europeo. Dicho avión será fabricado y desarrollado por Airbus y la empresa Dassault.

El grupo gana un 29% más

Al mismo tiempo que anunciaba el fin del A380, el consorcio aeronáutico presentaba sus resultados de 2018. La compañía obtuvo un beneficio neto de 3.054 millones de euros, frente a los 2.361 millones del año anterior, lo que supone un aumento del 29,3%. Por su parte, el Ebit de la compañía (beneficios antes de intereses e impuestos) aumentó hasta los 5.048 millones de euros, un 89,4% más que el año pasado cuando alcanzó los 2.665 millones. “A pesar de que 2018 nos planteó una serie de desafíos, cumplimos nuestros compromisos alcanzando una rentabilidad de récord gracias a un sólido rendimiento operativo, en especial en el cuarto trimestre”, ha señalado el consejero delegado de Airbus, Tom Enders.

“Contando con una cartera de pedidos de alrededor de 7.600 aviones, nos proponemos continuar incrementando aún más la producción de aviones”, ha añadido el directivo. La firma entregó 800 aviones comerciales en 2018, un récord para la empresa que supera ampliamente (un 11,4% más) los 718 que ensambló en el ejercicio anterior. Airbus tuvo una cartera neta de pedidos de 747 unidades en 2018, 391 aviones menos que en 2017.

La empresa se ha puesto como objetivo lograr entregar entre 880 y 890 aeronaves comerciales en 2019, un objetivo ambicioso que superaría ampliamente el récord conseguido este año.

Por otro lado, la aeronáutica obtuvo unos ingresos de hasta 63.700 millones de euros, un 8% más que el año pasado. Las acciones de la compañía subieron este jueves un 2,38% en la Bolsa parisina, tras conocerse estos resultados.

Normas