Boeing entrega más aviones que Airbus por séptimo año consecutivo

La estadounidense espera superar por primera vez las 800 unidades

Airbus Boeing pulsa en la foto

Ver quién gana la batalla entre los gigantes de la industria aeronáutica Airbus y Boeing es ya un clásico de año nuevo. En 2018 parece que la compañía que ha salido victoriosa es la norteamericana Boeing que, según informa Bloomberg, habría entregado en torno a 815 aviones comerciales, mientras que Airbus superó los 790 pero no logró pasar la barrera de los 800 y quedó lejos de su objetivo de terminar 820 aviones en todo el año. Estas cifras están pendientes de confirmación por parte de la compañía europea, que dará sus resultados definitivos el próximo 11 de enero.

Algunos de los motivos por los que Airbus no ha podido alcanzar su objetivo final de entregas fueron los problemas con los motores del modelo A320neo y de turbinas en el A330neo que el fabricante tuvo a principios de año. A eso se suma una planta en Hamburgo que también tuvo retrasos en la producción.

Quedar cerca del objetivo es más o menos una victoria para el presidente ejecutivo entrante, Guillaume Faury, según analiza Bloomberg. Faury se puso como meta hacer frente a los desafíos de fabricación después de un año complicado. Airbus entregó más de un cuarto de su producción anual en los últimos dos meses, después de los persistentes problemas de motores que tuvo a principios de año, que provocaran un parón en los envíos y que decenas de aviones quedasen estacionados.

De oficializarse el pronóstico, sería el séptimo año consecutivo en el que el consorcio europeo queda por detrás de Boeing en entregas de aviones. La última vez que Airbus superó a la norteamericana fue en 2011, cuando ensambló 534 unidades, frente a las 477 de Boeing.

La estadounidense, que también tiene que confirmar sus cifras, decidió acelerar la producción en diciembre para poder alcanzar su objetivo de entre 810 y 815 aviones entregados en 2018. En total, Boeing se planteó como objetivo fabricar 106 unidades en el último mes del año. Ambas compañías habrían batido así sus récords de fabricación anuales que habían conseguido en 2017. Ese año, Airbus entregó 718 aviones y Boeing 763.

En cuanto a pedidos, Airbus lleva varios ejercicios por delante de su máximo competidor. La compañía europea vendió el año pasado 1.109 unidades, frente a las 912 de Boeing. El último ejercicio en el que la norteamericana venció a Airbus en este rubro fue en 2012, cuando Boeing consiguió 921 pedidos frente a los 833 de Airbus. El año récord de la europea en ventas fue el 2013 cuando comercializó 1.503 unidades.

El caza de Airbus

En diciembre el Gobierno alemán oficializó que España se sumará al proyecto del nuevo avión de combate que desarrollarán Airbus y Dassault. De esta manera, España se suman como socio de pleno derecho al proyecto franco-alemán.

Airbus y Dassault firmaron un acuerdo en abril de 2018 para desarrollar el nuevo avión de combate europeo. El objetivo es sustituir a los actuales cazas Rafale y Eurofighter entre 2035 y 2040. En este último avión, España tuvo una participación del 13%. “Nunca antes Europa había mostrado más determinación para salvaguardar e impulsar su autonomía y su soberanía (...) dentro del sector de la Defensa”, dijo cuando firmó el contrato el director general de Airbus Defense and Space, Dirk Hoke.

El otro proyecto que hay en marcha en Europa es el Tempest, que lleva a cabo Reino Unido y al que se sumaron Holanda e Italia. Desde el Ministerio de Defensa tienen “el convencimiento de que ambos programas acabarán fusionándose, dada la ingente inversión que requiere su desarrollo”, indicó el departamento que dirige Margarita Robles.

En Defensa explicaron a CincoDías que el objetivo del Gobierno es “eliminar las dependencias exteriores y potenciar la capacidad europea con soluciones propias”. Antes de 2025, España tiene que sustituir los 20 cazas estadounidenses F-18 que hay desplegados en la base de Gando en Canarias. Y en 2030 otros 65 aviones más.

Las declaraciones de Defensa están en línea con la intención de Francia y de Alemania de reducir la dependencia de la OTAN. El presidente francés, Emmanuel Macron, dijo a principios de noviembre que es necesario crear un ejército europeo, una muestra más del distanciamiento que hay entre las autoridades de la UE y Donald Trump.

Los números de las dos multinacionales en España

Fuerte presencia de Airbus. Según cifras de la compañía, Airbus emplea a más de 12.700 trabajadores en España, un número que ha crecido más de un 50% desde que comenzara el siglo. España, a través de la SEPI (la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales) tiene el 4,16% de Airbus, muy por detrás de Francia y Alemania, que poseen el 11,05% y el 11,03%, respectivamente. En 2017, Airbus facturó en España 4.600 millones de euros, de los cuales el 8% los reinvirtió en I+D. La empresa supone el 0,12% del PIB español.

Boeing. La compañía estadounidense tiene una presencia mucho más modesta en España. Como elemento más destacado, la empresa tiene su Centro Europeo de Investigación y Tecnología en Madrid, que se inauguró en el año 2002. La firma emplea a más de 70 trabajadores en el país.

Normas