Sindicatos

CC OO y UGT reúnen a 10.000 delegados para forzar al Gobierno que desmonte la reforma laboral

Advierten a los empresarios de que 'tensionarán" la negociación de convenios si no suben los salarios más bajos

Los líderes de CCOO y UGT, Unai Sordo y Pepe Álvarez.
Los líderes de CCOO y UGT, Unai Sordo y Pepe Álvarez. EFE

“Es el momento de pasar de las palabras a los hecho, de las declaraciones del Gobierno al Boletín Oficial del Estado (BOE)”. Con estas palabras han sido recibidos hoy los cerca de 10.000 delegados sindicales de CC OO y UGT que han llegado a Madrid desde toda España para exigir al Ejecutivo que cumpla con lo que se comprometió cuando ganó la moción de censura.

Banderas de todas las comunidades autónomas tiñen la pista de la Caja Mágica madrileña con una reivindicación: “Más hechos, menos palabras, YA”. Antes de iniciar la que está siendo la mayor asamblea de delegados sindicales en varios años, el líder de CC OO, Unai Sordo exigió al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, “audacia para llevar al BOE una modificación sustancial de la reforma laboral y de la reforma de las pensiones, llevadas a cabo por el PP en 2012 y 2013.

Según Álvarez y Sordo, tras varios meses de negociación con el Gobierno, existe un acuerdo “lo suficientemente maduro” para que se publique en el BOE y Sánchez busque los apoyos parlamentarios necesarios para sacarlo adelante. Ese acuerdo incluiría cuatro medidas: la prevalencia del convenio sectorial sobre el de empresa, la recuperación de la ulltraactividad de los convenios; la implantación de un sistema de registro horario de la jornada y la derogación de la reforma de pensiones.

Sordo, ha añadido que la exhibición de fuerza sindical de hoy es extensible también a los partidos políticos, sobre todo a los que apoyaron la moción de censura, para que aprueben los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2019. Y también a la patronal para que cumpla en los convenios colectivos con las subidas salariales pactadas en el acuerdo de negociación colectiva 2018-2020.

“Advertimos a las organizaciones patronales que si las empresas no cumplen con la subida de los salarios, sobre todo de los más bajos, que tienen un claro sesgo de género y edad, vamos a tensionar la negociación de los convenios colectivos”, ha dicho Sordo.

Más allá de estas exigencias a Gobierno, partidos y empresarios, los líderes sindicales han insistido en que, “ante la ofensiva reaccionaria” de los partidos de derechas “hay que dejar de hablar de banderas y reconducir el relato hacia una agenda social”, ha dicho Sordo.

Esta concentración pretende ser también la antesala de la próxima movilización feminista del 8 de marzo. En clara referencia a las declaraciones del líder del PP, Pablo Casado, sobre el aborto y las pensiones, Álvarez ha dicho que “hay que acabar con esa desfachatez y la desvergüenza: la mujer no es una máquina de reproducción; las mujeres tienen hijos porque quieren, no por necesidades de suministrar mano de obra”.

Normas