El Ibex se anota su mayor caída en mes y medio por los temores de recesión

El selectivo español cae un 1,79% en una jornada en la que solo tres valores escaparon a las caídas

ibex directo pulsa en la foto

Los temores a que la ralentización termine derivando en una recesión se extienden entre los inversores. A pesar de que el consenso de las firmas de inversión aplazan este escenario para 2020, el mercado no terminan de creérselo. Algo a lo que tampoco contribuyen la rebaja de las expectativas de crecimiento efectuadas por la Comisión Europea. Esto unido a resultados empresariales decepcionantes fueron ingredientes suficientes para que el Ibex 35 cayera un 1,79%, el mayor descenso desde el pasado 20 de diciembre. En una sola jornada el selectivo español dijo adiós a 163 puntos, y se sitúa por debajo de la barrera psicológica de los 9.000 puntos.

Fueron varios los datos que hiceron saltar las alertas de que la recesión no solo es un hecho, sino que puede ser mayor de la esperada. El primero indicio llegó con la producción de la zona euro en diciembre. Un día después de que Alemania reconociera una caída de los pedidos industriales, se conoció que la producción industrial se contrajo un 0,4%, muy lejos de las previsiones de los analistas que auguraban un alza del 0,7%. “La salud económica de Alemania es una de las grandes preocupaciones de los inversores europeos, que ven como la industria germana, principal bastión de crecimiento de la locomotora de la zona euro, sigue enviando señales de preocupación”, explica Aitor Méndez, de IG.

Unas horas después, a las 11.00 de la mañana, llegaba el turno de Bruselas. La Comisión Europea actualizó sus previsiones de crecimiento para este año y el próximo. Fueron poco los países de la zona euro que se salvaron de la tijera, pero sin lugar a dudas uno de los peor parados fue Italia. Con la cuarta economía de la zona euro en recesión técnica, Bruselas descarta que Roma cumpla con las previsiones del Ejecutivo y limita el crecimiento para este año al 0,2%. Es decir, permanecerá estancada.

Los débiles datos macro y las dudas que plantean los próximos meses se dejaron sentir con fuerza en el mercado. El Ibex 35, fue junto al FTSE británico (-1,1%), el índice que mejor desempeño logró en una jornada en la que las ventas corrieron como la pólvora. El Dax alemán fue el índice más golpeado al caer un 2,67%. Le siguió de cerca el Mib italiano que bajó un 2,59% mientras el Cac francés retrocedió un 1,84%. Al otro lado del Atlántico, Wall Street aceleró las pérdidas después de conocerse que el presidente de EE UU, Donald Trump, y su homólogo chino, Xi Jinping no prevén reunirse antes del 1 de marzo, fecha en la que expira la tregua comercial.

De vuelta al mercado español, los mayores descensos corrieron a cargo de Meliá (-6,27%), ArcelorMittal (-4,60%) y Mediaset (-4,47%). La hotelera se vio arrastrada por el profit warning de TUI, que registró la mayor caída de su historia (-19,25%).

Los temores de ralentización pasaron factura a la banca, un sector que no levanta cabeza desde que presentó resultados. Sabadell revalida sus mínimos históricos al ceder un 3,76%. Santander (-3,16%) pierde el colchón de los 4 euros por acción. Le siguieron BBVA (-3,07%), Bankia (-2,86%), CaixaBank (-1,84%) y Bankinter (-1,78%). Solo tres valores (Cellnex, Enagás y Merlin) escaparon a los descensos.

ARCELORMITTAL 17,95 -1,60%
ACS 38,62 0,16%
SIEMENS GAMESA 13,90 1,61%
MAPFRE 2,44 -1,61%
DIA 0,63 1,45%

La renta fija no permanece ajena al recorte de las previsiones de crecimiento y como era de esperar la deuda italiana es la que más sufríó ayer. La rentabilidad de la deuda italiana a 10 años sube al filo del 3% con la prima de riesgo escalando 14 puntos básicos hasta los 284 puntos. La alemana volvió a servir de activo refugio y cayó al 0,11%, niveles de octubre de 2016.

Más estable se mostró la deuda española que permanece sin apenas cambios en el 1,25 con la prima de riesgo en los 113 puntos. Esto en una jornada en la que el Tesoro captó 4.502 millones de euros en deuda a medio y largo. El organismo dependiente del Ministerio de Economía se había marcado un objetivo que oscilaba entre 3.500 y 5.000 millones de euros. La demanda de los inversores ascendió a 10.352 millones.

En el frente de política monetaria, el BCE ha publicado su boletín económico, y por otro, el Comité de Política Monetaria del Banco de Inglaterra (BoE)  ha decidido por unanimidad mantener los tipos de interés de Reino Unido en el 0,75%, mientras ha revisado a la baja las previsiones económicas por las incertidumbres sobre el Brexit. La libra cae un 0,3% frente al dólar, hasta 1,2895 dólares.

Normas