El beneficio neto de Toyota cae un 29% debido a la disminución de las ventas en EE UU y Japón

Su rentabilidad en el país norteamericano rectrocedió un 45%

venta toyota china
Imagen de un concesionario Toyota en Tokio. AP

La automovilística japonesa Toyota ha obtenido un beneficio neto de unos 11.386 millones de euros en los nueve primeros meses del ejercicio fiscal nipón (entre abril y diciembre de 2018), un 29,3% menos, según los datos publicados por la empresa este miércoles. Esta caída en las ganancias se ha debido al retroceso de las ventas en Japón y EE UU, donde comercializó 1,59 y 2,09 millones de vehículos, respectivamente. Su rentabilidad en Estados Unidos retrocedió un 45%.

La empresa con sede en Aichi (centro de Japón) compensó en parte estos factores negativos al colocar más vehículos en Europa (724.800 unidades), Asia sin incluir el mercado nipón (1,27 millones) y en el resto del mundo (1,01 millones).

El beneficio operativo de la empresa que dirige Akio Toyoda, sin embargo, creció un 9,5% en dicho período, hasta los 15.503 millones de euros, al tiempo que sus ventas mundiales totalizaron 6,7 millones de unidades, un 0,3% más. En cuanto al volumen de ingresos, estos subieron un 3,1% respecto al mismo período del ejercicio anterior, hasta los 179.804 millones de euros.

Asimismo, el gigante japonés prevé que su cifra de matriculaciones durante este ejercicio ascienda a 8,95 millones de automóviles en todo el mundo, un ligero incremento respecto a su anterior cálculo gracias a las “últimas tendencias globales de ventas”, según explicaron desde la automovilística.

A partir de estos resultados, y a falta de conocerse los del último trimestre del año fiscal japonés, que termina a finales de marzo, la compañía ha revisado a la baja su previsión de ganancias netas para todo el ejercicio. Esta revisión, que no ha afectado a sus proyecciones de beneficio operativo y de facturación por ventas, se debe principalmente a la estimación de tipos de cambio de divisas desfavorables y a las pérdidas derivadas de sus inversiones en sus filiales.

Desde la automovilística han estimado que se producirá una ralentización de sus ventas en Estados Unidos y una expansión en Europa y en China, aunque en el caso del país asiático, el mercado muestra “síntomas de inestabilidad” en el actual contexto de tensiones comerciales con Washington, ha señalado Masayoshi Shirayanagi, director de Operaciones de Toyota.

Shirayanagi ha destacado que Toyota está progresando en la consecución de sus objetivos corporativos, gracias a la reducción de costes que está implementando.

Normas
Entra en El País para participar