La CNMV reforzará el control para que la banca no 'infle' la formación financiera de sus clientes

Está aplicando sanciones a entidades que no tienen información fiable para valorar la conveniencia de las inversiones de su clientela

Sebastián Albella, presidente de la CNMV
Sebastián Albella, presidente de la CNMV

La CNMV ha lanzado una dura advertencia a los bancos y empresas de servicios de inversión para que garanticen que la información que manejan sobre sus clientes es lo bastante fiable para evaluar la conveniencia o idoneidad de sus inversiones. El supervisor del mercado señala hoy en un comunicado que ha identificado casos en los que la información obtenida por entidades que prestan servicios de inversión sobre sus clientes "sobrevalora de modo significativo su formación, conocimientos financieros y experiencia inversora".

La CNMV señala que en algunos casos esta incidencia "afecta a un alto número de clientes" y añade que ya está actuando "incluso en vía sancionadora, para corregir este tipo de situaciones y durante 2019 tiene previsto realizar una actuación específica de revisión en este ámbito que afectará a un número relevante de entidades".

La institución que preside Sebastián Albella recuerda que las entidades deben actuar conforme a la Ley del Mercado de Valores a la hora de evaluar la conveniencia o idoneidad de un producto financiero en la venta a un cliente. Así, la normativa Mifid 2 establece que para la contratación de un producto financiero, el banco debe hacer al cliente un test de conveniencia en el que valorar sus conocimientos financieros y su experiencia inversora y otro test de idoneidad, que se ajusta a la situación financiera y los objetivos de inversión personales del cliente.

Apunta también a un reglamento comunitario que reclama que la información obtenida de los clientes ha de ser fiable y reclama a los bancos que valoren si se dan situaciones a priori atípicas, que hagan sospechar que los datos que la entidad maneja de su cliente son inexactos o incompletos.

Por ejemplo, la CNMV apunta a que se analice su son razonables los datos "sobre el grado de formación académica de la clientela minorista teniendo en cuenta sus características sociológicas". Otro de los aspectos que podrían levantar sospechas es si los datos disponibles del clientes son coherentes con un elevado grado de conocimientos financieros, "en particular cuando se trate de colectivos de clientes que no dispongan de experiencia profesional o inversora previa o de un nivel de formación académica coherente con ello".

También apremia a los bancos a cerciorarse de si el cliente minorista tiene experiencia previa en instrumentos financieros complejos, sobre todo cuando esa experiencia se haya desarrollado en una entidad diferente. Recomienda por ello a las entidad que desarrollen mecanismos para detectar estas situaciones atípicas, como alertas automáticas durante el proceso de obtención de información. 

En definitiva, reclama al sector, procedimientos de revisión de la información disponible dirigidos a analizar de forma periódica si los datos son correctos "o si por el contrario, existen colectivos de clientes en los que puede no reflejar adecuadamente su nivel general de formación académica, de conocimientos financieros o de experiencia", más allá de lo que muestren los test de conveniencia o idoneidad.

Normas