Fondos

Bankia da un balón de oxígeno a Banca March en la venta de Inversis

La eventual venta de la depositaría de Bankia hubiera dañado el valor de la filial de March

La sede de Inversis, en Madrid.
La sede de Inversis, en Madrid.

Un soplo de aire para Banca March en la venta de Inversis, la plataforma especializada en proporcionar servicios de inversión al segmento mayorista, de venta de fondos, outsourcing y depositaría. Bankia le ha dado indirectamente un balón de oxígeno al cancelar sine díe la venta de su depositaría de fondos de inversión y planes de pensiones, con activos por más de 23.000 millones. Una de las claves es que el subcustodio de Bankia ahora está en Inversis.

La entidad presidida por José Ignacio Goirigolzarri ha anulado esta operación, que se sondeó el pasado año. De haberse ejecutado, hubiera degradado el valor de Inversis. Generalmente es el depositario el que decide quién es el subcustodio. Así, fuentes financieras señalan que si este negocio de Bankia hubiera acabado en manos de Cecabank o BNP Paribas estos hubieran retirado  a Inversis una sustanciosa parte de su negocio. Bankia utiliza también la plataforma tecnológica de Inversis para la compra de fondos de inversión internacionales. Fuentes financieras indican que, si bien este servicio no supone una gran parte de sus ingresos, “la razón de ser del supermercado de Inversis es Bankia” y que sin este cliente sufriría un menoscabo a ojos del mercado.

Todo ello redundaría en el precio que Banca March se embolsaría por Inversis. El mercado llegó a cuantificar la entidad en unos 250 millones pero, el precio finalmente será inferior.

Han sido precisamente las divergencias en la valoración las que han hecho tambalear la puja de quien desde el principio emergía como gran favorito en el proceso, BME. Fuentes financieras indican que su oferta se quedó por debajo de los 200 millones, lo que en principio ha dejado el camino expedito a Cecabank y Allfunds, cuyas ofertas están también son a la baja Queda por dilucidar qué papel jugarán Värde y Centerbridge, dos fondos internacionales que se interesaron por el proceso y que también podrán jugar sus cartas. Everis finalmente decidió no concurrir.

Ofertas definitivas

La recepción de las ofertas preliminares se cerró en enero, según publicó CincoDías. Ahora es el turno de las preseleccionadas por March para ajustar su puja y remitir una oferta vinculante. Para presentar las ofertas reales tienen de plazo hasta finales de este mes. Fuentes financieras señalan incluso la posibilidad de que la venta quede desierta.

El objetivo de Banca March pasa por no desprenderse de la totalidad del capital de Inversis y retener una participación reducida, si bien, aún no habría decidido el porcentaje concreto. Para llevar a buen puerto la operación, los March han contratado a la propia área de M&A de Banca March y a Bank of America Merrill Lynch para la búsqueda de un socio en Inversis.

El calendario finalmente pasa por que, de realizarse finalmente la operación, el ganador se anuncie durante este mes de febrero. El cambio de accionista será el último de una historia que arrancó en 2001, cuando los fundadores de Inversis –entre los que se encontraban Bankia, Sabadell, Indra, Telefónica o El Corte Inglés– acordaron su venta a a Banca Privada Andorrana tras un proceso en el que compitieron más de 80 inversores.

Banca March, entonces titular del 5%, ejerció su derecho de tanteó y se quedó con el 100% por 217 millones.

De forma paralela, Banca March transfirió su negocio minorista a Andbank. No obstante, ambas partes firmaron un acuerdo por el que Inversis retenía hasta 2023 los servicios financieros relacionados con la operativa de valores y servicios bancarios. Al tiempo vendió el 48,96% del capital al holding portugués Orey Antunes por unos 21,74 millones de euros, que recompró unos meses después de que las autoridades de competencia diesen el visto bueno a la operación.

Un suculento negocio de la cuarta gestora

Aunque como subcustodio, Inversis se lleva una parte del negocio en fondos de la cuarta gestora española. Bankia administra vehículos con un patrimonio de 16.857 millones de euros, según los datos de Inverco a cierre de 2018. Recibió un fuerte espaldarazo después de que el banco presidido por José Ignacio Goirigolzarri decidiese el año pasado retirar a Trea AM la gestión de los fondos de BMN tras culminar la fusión con este banco. Trea se adjudicó la gestora de Banco Madrid después de la liquidación de esta entidad y cuyo negocio más sustancioso eran precisamente los fondos de BMN. Como Bankia le retiró la gestión de estos vehículos antes de tiempo, el banco pagó una compensación a Trea, que cuenta con 2.057 millones de euros de patrimonio en fondos.

Normas