Maduro dice que no adelantará elecciones presidenciales pero sí aceptaría las legislativas

Se muestra abieto a negociar con la oposición "por el bien de Venezuela"

maduro elecciones
Nicolás Maduro, durante unas maniobras militares en Maracay. AFP

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, ha rechazado adelantar elecciones presidenciales en el país, tal y como ha pedido la comunidad internacional para salir de la situación actual en la que Venezuela tiene dos presidentes: Maduro y el opositor Juan Guaidó, autoproclamado presidente interino. Según la agencia rusa RIA, Maduro insiste en que las elecciones presidenciales no serán hasta 2025, si bien se mostró abierto a adelantar las elecciones legislativas.

Además, ha indicado que está listo para negociar: "Estoy listo para sentarme a negociar en la mesa con la oposición, a hablar por el bien de Venezuela, por la paz y por nuestro futuro", según dicha agencia. Además, Maduro ha declarado que su homólogo ruso, Vladimir Putin, ha dado su apoyo a Venezuela en todos los frentes, por lo que Caracas está agradecido. "Putin nos está dando su apoyo en todos los niveles y lo hemos recibido con mucho placer y gratitud", aseguró, antes de reiterar que el país pagará sus deudas a China y Rusia, principales soportes económicos de régimen.

El mandatario ha añadido que las sanciones impuestas por Estados Unidos contra la petrolera estatal PDVSA son ilegales, y acusó a Donald Trump de preparar su asesinato. Anoche se reunieron en Washington el vicepresidente de EE UU Mike Pence y representantes de Juan Guaidó, para abordar, según aseguraron, cuestiones humanitarias.

"En las próximas horas, vamos a estar anunciando cómo sale la ayuda humanitaria, cuándo llega y de qué se trata la ayuda humanitaria", adelantó el opositor Carlos Vecchio en declaraciones a la prensa horas después de reunirse con Pence y a la salida de un encuentro con legisladores.

Vecchio, máximo representante diplomático de Guaidó en Washington, reconoció que hacer llegar la ayuda a su país es un "reto" y, al ser preguntado por la prensa, no descartó que vaya a ingresar a través de la frontera con Colombia y se limitó a decir que hay "varias opciones" sobre la mesa. El Gobierno de Maduro rechaza la ayuda por considerar que no hay ninguna crisis humanitaria en el país.

Sanciones económicas

Estados Unidos ha certificado la autoridad del líder opositor venezolano Juan Guaidó para controlar ciertos activos en poder del Banco de la Reserva Federal de Nueva York o de cualquier otro asegurado de los Estados Unidos, aseguró hoy el Departamento de Estado. La certificación, otorgada el viernes, se aplica a ciertos bienes mantenidos en cuentas que pertenecen al gobierno venezolano o su banco central. "Esta certificación ayudará al gobierno legítimo de Venezuela a proteger esos activos en beneficio del pueblo venezolano", asegura el comunicado.

Además, la Casa Blanca anunció que sancionará a la compañía estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) como medida de presión contra el Gobierno de Nicolás Maduro, al que no reconoce su legitimidad, señaló el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, en rueda de prensa en la Casa Blanca. Esta medida "ayudará a evitar futuros desvíos de activos de Venezuela" por el régimen Maduro y mantener esos activos para el pueblo venezolano. "El camino de suspensión de estas sanciones a PDVSA es a través de la rápida transferencia del control al presidente interino o un gobierno posterior elegido democráticamente", añadió Mnuchin.

El secretario del Tesoro remarcó que, "con efecto inmediato, en cualquier compra de petróleo venezolano, el dinero tendrá que ir a cuentas bloqueadas". "EEUU está haciendo responsables a los causantes del trágico declive de Venezuela", agregó.

En paralelo, el fiscal general de Venezuela, Tarek William ha presentado este martes una solicitud al Tribunal Supremo de Justicia para que, como parte de una investigación preliminar, impida la salida del país al diputado Juan Guaidó, que anunció el pasado 23 de enero que asumía el cargo de presidente interino.

Normas