Los sindicatos arremeten contra el retraso de las medidas de igualdad

UGT asegura que los representantes patronales admiten la existencia de brecha salarial en las empresas

La vicepresidenta del Gobierno y ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, Carmen Calvo, preside la Mesa de Igualdad compuesta por responsables de UGT, CCOO, CEOE y Cepyme.
La vicepresidenta del Gobierno y ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, Carmen Calvo, preside la Mesa de Igualdad compuesta por responsables de UGT, CCOO, CEOE y Cepyme.

La vicesecretaria general de UGT, Cristina Antoñanzas, y la secretaria de Mujer e Igualdad de CCOO, Elena Blasco, y representantes de las patronales CEOE-Cepyme se han reunido hoy en el Palacio de La Moncloa con la la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, para lanzar la mesa del diálogo social que estudiará medidas en favor de la igualdad de mujeres y hombres.

Las representantes sindicales, que estuvieron acompañadas de los máximos líderes sindicales y patronales, se han manifestado satisfechas por el inicio de estas conversaciones, aunque han reprochado insistentemente al Ejecutivo su tardanza en la apertura de negociaciones en materia de igualdad, que se inician seis meses después que el resto de mesas del diálogo social. El Gobierno no ha querido manifestarse tras la reunión, más allá de un comunicado, ni ha permitido a los sindicatos hacer declaraciones dentro de La Moncloa.

Calvo y Valerio han plateado a patronal y sindicatos que en la próxima reunión, que se celebrará la próxima semana, se parta tomando como referencia una proposición de Ley del PSOE sobre igualdad que está ahora en tramitación parlamentaria. Si bien Antoñanza ha considerado que los negociadores deberán  "acordar los aspectos más concretos y más claros que consideremos para
poder llevar un real decreto".

Es más, la dirigente ugetista ha precisado "hay que tener en cuenta que hay otras proposiciones de Ley de otros grupos parlamentarios, como Unidos Podemos o incluso el Partido Popular y, por tanto,
tenemos que analizarlas" para establecer las prioridades y "abordarlas con la mayor rapidez y concreción posible". En este sentido, desde el Gobierno se han comprometido a "hablar con todos losgrupos parlamentarios para trasladarles los avances que se den en el marco de la mesa de igualdad laboral".

En la agenda de esta mesa se encuentran asuntos como la brecha salarial, la corresponsabilidad, los permisos de maternidad y paternidad, y aspectos relacionados con la negociación colectiva, según ha detallado Blasco.

Por otra parte, Antoñanzas ha señalado también que, durante la reunión, CEOE y CEPYME han reconocido que la desigualdad entre hombres y mujeres “es una realidad y quieren trabajar por erradicarla. Es decir, han reconocido que existe brecha salarial”.

En este sentido, ha considerado que sería necesario que estas declaraciones de los respresentantes patronal “también las pusieran de manifiesto en las mesas de negociación de las empresas, ya que a la hora de negociar los planes de igualdad nos encontramos con muchos problemas para negociar medidas concretas para eliminar la brecha. En muchas ocasiones, cuando decimos que hay discriminación en las compañías, sus representantes nos dicen que no es verdad y, por lo tanto, esa buena voluntad que expresan al más alto nivel nos gustaría que se viera reflejada hacia abajo cuando negociamos los convenios colectivos”.

Normas