Política monetaria

El BCE podría avanzar hoy una nueva ronda de liquidez a la banca

Los expertos esperan que se haga eco de las señales de debilidad económica aunque dejará para marzo un posible ajuste de previsiones

El presidente del BCE, Mario Draghi
El presidente del BCE, Mario Draghi REUTERS

El BCE no anunciará cambios en su hoja de ruta tras la reunión que hoy celebra su consejo de gobierno, la primera del año y la primera después de decidir el fin de las compras netas de deuda el pasado diciembre. Pero sí se espera que el presidente Mario Draghi lance un mensaje de política monetaria claramente acomodaticia, acorde con las crecientes señales de debilidad que arroja la economía de la zona euro.

El propio Draghi ya reconoció el pasado 15 de diciembre en su discurso ante el Parlamento Europeo que "la economía está más débil de lo esperado" y que "no hay espacio para la complacencia". Ya en diciembre revisó ligeramente a la baja su previsión de crecimiento para la zona euro en 2018 y 2019 y los indicadores económicos conocidos en lo que va de año no invitan a esperar novedades en el complicado proceso de normalización monetaria del BCE.

De hecho, el mercado ya descuenta que Draghi lanzará un mensaje de compromiso con la necesidad de continuar con los estímulos monetarios y que dejará para la reunión de marzo el anuncio de una actualización de las previsiones macroeconómicas, sin cambios en su guión actual de que una subida de tipos no llegaría hasta pasado el verano, como pronto.

"El balance de riesgos debería volverse más negativo en esta reunión, pero hay que esperar a marzo para un cambio más drástico en la comunicación del BCE. Creemos que los inversores ya descuentan un mensaje de tono blando, lo que sugiere que el impacto en mercado de la reunión será limitado", apuntan desde Bank of America Merrill Lynch.

En Goldman Sachs también esperan que la reunión de hoy sea una transición hacia la de marzo, en la que el BCE sí tendrá que confirmar o revisar sus previsiones de crecimiento e inflación para la zona euro. El banco estadounidense sí prevé que Draghi reconozca en la reunión de hoy la continuidad en la desaceleración del crecimiento de la zona euro, pero descarta que anuncie una revisión a la baja de su valoración de los riesgos.

Como apunta Franck Dixmier, director global de renta fija en Allianz Global Investors, el BCE tendrá que tomar nota de la desaceleración que está afectando a las cuatro mayores economías de la región: Alemania, Francia, Italia y España. "Cada país enfrenta dificultades específicas, pero los cuatro han registrado una caída sincronizada en sus indicadores de actividad, incluidos los datos del índice de gerentes de compras (PMI). Además, la inflación subyacente, un indicador clave para el BCE, se está estancando en alrededor del 1%, añade. 

Los últimos indicadores macroeconómicos provocan que la mayoría de inversores ni siquiera vea la subida de tipos en la zona euro para este año. Según apuntan los futuros sobre tipos de interés la probabilidad de que suban en la reunión de diciembre es del 44%, mientras que esa opción se rebaja al 28% para la reunión de octubre.

Los expertos sí esperan en cambio que Draghi anuncie hoy alguna medida relativa a la extensión de las líneas de financiación vinculada al crédito TLTRO. La última de estas subastas ilimitadas de liquidez se realizó en marzo de 2017 y si bien los bancos no deben empezar a devolverlas hasta 2020, a partir de julio de este año las entidades que no reembolsen de forma anticipada esa financiación comenzarán a verse penalizadas en sus ratios de liquidez. Esa necesidad generalizada de obtener financiación con la que afrontar el vencimiento de las líneas TLTRO, en un momento de repliegue de estímulos monetarios, puede endurecer el coste de financiación de los bancos, ante lo que los expertos esperan un gesto de alivio del BCE hacia el sector financiero.

En Goldman Sachs aguardan a que Draghi reconozca hoy que se ha discutido una nueva ronda de liquidez TLTRO, que se concretaría antes de mediados de año. En Nomura también lo esperan, aunque con nuevos fondos solo para los bancos que afronten vencimientos de líneas anteriores. 

 

Normas