Mercados

Abante: "Los extranjeros apuestan por España pese a la situación política preocupante"

La firma de asesoramiento financiero no ve recesión ni desplome de beneficios para 2019 y apuesta por la renta variable europea y emergente

Santiago Satrústegui, de Abante.
Santiago Satrústegui, de Abante.

La renta variable es la apuesta de inversión de Abante para 2019 después de que los mercados financieros cerraran 2018 con un "aumento de la volatilidad y con prácticamente todas las clases de activo cerrando con rentabilidad negativa, lo que ha provocado que haya sido muy complicado generar retornos positivos" explica Joaquín Casasús, director general de la gestora de Abante.

Durante la presentación de las perspectivas de inversión de Abante para los próximos doce meses, Casasús consideró que "no es fácil encontrar una explicación sobre lo sucedido en los últimos meses en los mercados" dado que los datos económicos son buenos, fuertes en EE UU y "dignos" en Europa, lo que se ha trasladado a los beneficios empresariales. "La incógnita está en como serán los resultados corporativos este año. Seguramente crecerán menos pero no parece que se vayan a desplomar", añade el experto. 

Emergentes y Europa son sus zonas geográficas preferidas de cara a este año. Santiago Satrústegui, presidente de Abante, explicó que los inversores extranjeros siguen apostando por la renta variable española algo, a su juicio "sorprendente" teniendo en cuenta que "la situación política que estamos viviendo nos preocupa". Sin embargo, según explicó "la incidencia en la  percepción que los inversores extranjeros tienen de nuestro mercado es mínima y lo vemos en la prima de riesgo".

El presidende Abante añadió además que lo más "preocupante es el desgobierno teniendo en cuenta los escasos apoyos con los que cuenta", en referencia al Gobierno de Pedro Sánchez. Satrústegui fue crítico con el Gobierno socialista: "Estamos ante unos Presupuestos que tienen cosas disparatadas. Al final va a ser verdad una crítica que se ha hecho siempre a la izquierda de que no sabe gestionar la economía. Se están haciendo propuestas absurdas que son fruto de los acuerdos a los que se está llegando", añadió.

Por su parte, en referencia a España, Joaquín Casasús añadió que "en nuestro día a día las noticias políticas que afectan a la economía cada vez tienen menos efecto en la Bolsa. Ya no tenemos tanta dependencia de fuera. Tenemos una economía más competitiva que implica un crecimiento más robusto".

En este sentido, el gestor explicó que "la Bolsa española goza de una excelente rentabilidad por dividendo y un potencial de revalorización más que interesante en estos momentos. Un síntoma de que la Bolsa cotiza con valoraciones atractivas está mostrando el private equitiy por las empresas cotizadas ya que están entrando porque ven oportunidad lo que le da buen soporte al mercado".

Durante la presentación, los expertos de Abante también se refirieron a las incertidumbres que han afectado a los mercados en el último año y que siguen preocupando a los inversores. Respecto al Brexit, creen que al menos está descartado que se llegue a un Brexit duro. En cuanto a las políticas monetarias, Abante considera que "el hecho de que no haya presiones inflacionistas ha generado en el mercado la sensación de que la Fed de EE UU frenará el ritmo de subidas de tipos, mientras que en Europa podríamos  ver las primeras subidas en 2019".

Sin recesión a la vista

Los expertos de la gestora de Abante no esperan que vaya a haber una recesión, al menos este año. En este sentido, Ángel Olea, director de Inversiones de Abante, dijo que no sabe “si estamos poniéndonos la venda antes de la herida”, una consecuencia de que los inversores todavía tienen vivo el recuerdo de la crisis de 2008. “La economía estadounidense tiene todavía mucha tracción, aunque elimines el efecto fiscal, y en Europa crecer un 1,9% como señala el consenso de mercado es hacerlo, incluso, por encima de nuestro potencial”, aseguró Olea.

“Sí es probable, y de hecho el consenso está prácticamente en eso, que veamos una cierta desaceleración del crecimiento económico de forma generalizada. Pero, por otro lado, esperamos que haya una cierta acomodación de las políticas de los bancos centrales. Es probable que la Reserva Federal no suba los tipos tanto como los mercados estaban temiendo y, además, no vemos tantas presiones inflacionistas porque durante el año pasado se produjo una caída importante del precio del petróleo”, explicó Marta Campello, asset manager de Abante.

“Si esto es así, el entorno no es malo para los resultados empresariales. No esperamos un colapso de los mismos y cuando eso lo comparamos con la caída de los precios nos parece que esta ha sido excesiva”, añadió Campello.

 

"La tasa Tobin no la va a pagar Buffet"

Durante la presentación, Santiago Satrústegui también se refirió al impuesto a la transacciones financieras que pretende poner en marcha el Gobierno, conocido como tasa Tobin. Es "un ejemplo de populismo absurdo e ineficaz. En origen, Tobin no la ideó por un tema recaudatorio como si es el caso del Gobierno. Parece que se trata de crear medidas que pongan al culpable en otro lado", aseguró el presidente de Abante.

"En este caso en el mercado es el culpable pero el mercado somos todos y todos la tendremos que pagar. Los que pagarán realmente la tasa Tobin son los partícipes de los planes de pensiones. No la pagan ni Soros ni Buffet", concluyó.

Normas