El Parlamento británico rechaza el acuerdo para el Brexit de May

El líder de la oposición, Jeremy Corbyn, plantea una moción de censura al Gobierno que se debatirá hoy

El Parlamento británico ha rechazado con más contundencia de la esperada el acuerdo pactado por Theresa May con Bruselas para el Brexit. Y, a renglón seguido, el líder de la oposición, Jeremy Corbyn, ha presentado una moción de censura para poner punto y final al Gobierno de la premier.

Los parlamentarios británicos han rechazado por 432 votos el acuerdo del Brexit propuesto por Theresa May y la Unión Europea. Solo 202 se han mostrado a favor después del discurso realizado por la premier. Más de cien conservadores se rebelaron contra la disciplina de voto de su formación para oponerse al pacto de la primera ministra.

Tras este resultado contundente, May ha afirmado que los diputados tendrán la posibilidad de convocar este miércoles una moción de censura a su partido en el Parlamento. Poco después, el líder del partido laborista, Jeremy Corbyn, ha comunicado que convocará la moción y el Gobierno ha confirmado que se debatirá y votará hoy mismo.

De prosperar la moción, la oposición tendría un plazo de 15 días para formar Gobierno. De no lograrlo, se convocarían elecciones generales. Si la gana May, la primera ministra planea abrir una ronda de reuniones con otras formaciones británicas para explorar posibles alternativas a su acuerdo que pudieran contar con el respaldo de los diputados.

 Acto seguido los diputados británicos se van posicionando ante el órdago laborista. Una portavoz del partido norirlandés DUP, el principal apoyo de May, ha afirmado que trabajarán con la premier para alcanzar un mejor auerdo. Ha confirmado que apoyará a May. Boris Johnson, uno de los diputados tories que ha encabezado el rechazo al acuerdo, ha asegurado que apoyará al Ejecutivo mañana.

El principal apoyo de los laboristas viene desde Escocia. La ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, ha calificado de "histórica derrota" que el Parlamento británico haya rechazado el acuerdo del Brexit y ha conminado al Gobierno conservador a paralizar el proceso de salida de la Unión Europea  para que se celebre un nuevo referéndum.

También han confirmado que votarán en contra de May los Liberaldemócratas. Su líder, Vince Cable, así como el portavoz del Partido Nacionalista Escocés (SNP), Ian  Blackford, han pedido la celebración de un segundo referéndum y la  extensión del artículo 50 del Tratado de Lisboa.

Tras la votación en el Parlamente británico, la libra, que caía más de un 1% frente al dólar después del discurso de Theresa May, ha comenzado a recuperarse y cede alrededor de un 0,1%.

Durante su discurso previo a la decisión del Parlamento, May aseguró que no había "alternativa al acuerdo". Corbyn, su parte, no aludió a la posibilidad de convocar un segundo referéndum, algo de lo que sí ha hablado la premier. Apuntó a que una segunda votación provocaría "más división". El líder laborista sí reclamó unas nuevas nuevas elecciones si May no consigue el visto bueno del Parlamento, quien ha dicho que eso no provocaría más que "meses de inseguridad y división". 

Normas