Los precios de los alquileres de oficinas se acercan a niveles previos a la crisis

La contratación de espacios para empresas se redujo en 2018

En logística se produjo un récord en la superficie demandada

Alquiler oficinas pulsa en la foto

A diferencia del mercado del alquiler de vivienda, que se ha recuperado muy rápidamente tras la crisis del ladrillo de la pasada década, el mercado de oficinas mantiene un ritmo al alza más lento, tanto en lo que se refiere a las rentas pagadas, como, sobre todo, a los nuevos espacios contratados.

El pasado año, los dos grandes mercados de oficinas del país, Madrid y Barcelona, se recuperaron sobre todo en precios de los alquileres que pagan las empresas, llegando a las cifras de 2006, el año previo a los máximos de la serie histórica. La renta prime, es decir, el alquiler pagado en las mejores ubicaciones, alcanzó los 34,50 euros por metro cuadrado al mes en Madrid, lo que supone un alza del 10,4% en el último ejercicio, según un informe de la consultora inmobiliaria JLL. En el caso de Barcelona, la subida interanual es del 8,6%, llegando a los 25,25 euros.

Estos niveles se acercan mucho a los máximos. En Madrid, la renta prime alcanzó los 40 euros en 2007 y 2008. En el caso de Barcelona, únicamente 2007 reflejó unos importes mayores a los de 2018, reflejando la recuperación del mercado de oficinas. Esta cifra de renta prime recoge lo que se conoce como máximo consolidado, explicado como lo que se paga en operaciones de más de 500 metros cuadrados en las mejores ubicaciones y excluyendo casos excepcionalmete altos.

Estas zonas prime se ubican en el entorno de la Castellana en Madrid y en la Diagonal en Barcelona. “No vemos síntomas de agotamiento en las zonas prime. Tienen todavía un recorrido amplio porque no hay producto de calidad y el que sale al mercado se alquila muy rápido”, explica José Miguel Setién, director de negocio de oficinas de JLL. Para 2019 se espera un crecimiento medio anual del 3,1% en Madrid y del 1,7% en Barcelona.

En zonas más alejadas a los centros financieros, la recuperación de precios, según este experto, ha sido más lenta y puede suponer un tercio del coste, aunque con porcentajes de crecimiento parecidos durante el pasado año.

Respecto a la contratación de espacios, el crecimiento es más moderado e incluso en Madrid es de descenso. En la capital se firmaron nuevos contratos por 490.000 m2 de oficinas, un 12,5% menos, explicado en parte por la falta de contratación de las Administraciones. En el caso de Barcelona, sin embargo, la cifra ascendió un 8% en los últimos 12 meses, hasta los 357.000 m2. La capital catalana sobrepasó en casi un 30% el promedio de la última década.

El directivo de JLL expone que 2018 se ha comportado en línea con lo esperado, pero reconoce que tras la crisis, “las empresas calibran más” a la hora de contratar nuevos espacios, también debido a los cambios en las formas de trabajo. “Hemos calculado que las compañías demandan un 25% menos de espacio por empleado”, por lo que los puestos de trabajo creados en los últimos años son insuficientes para alcanzar cifras de expansión de oficinas similares a 2006 o 2007.

Récord en logística

El informe de JLL también recoge el excepcional comportamiento del mercado de contratación de espacios logísticos, que llegó en 2018 a los 1,6 millones de metros cuadrados, un 27% más que en 2017, impulsado por la potente demanda proveniente del comercio electrónico. Especialmente fuerte fue en el caso del área de influencia de Madrid en el último trimestre, con 300.000 m2 de nuevo alquiler. En el conjunto del año, la cifra se situó en 934.000 m2 (17% más), un dato nunca visto.

En el área de influencia de Barcelona, llegó a 660.000 m2, lo que supone un espectacular crecimiento del 44% en 61 operaciones.

Normas