A la venta el edificio Chrysler de Nueva York: ¿alcanzará los 1.000 millones?

El fondo soberano de Abu Dabi encarga la transacción del rascacielos a CBRE

edificio chrysler
Edificio Chrysler, al fondo, de Nueva York.

Uno de los edificios más emblemáticos del mundo sale a la venta. Los dueños del casi centenario rascacielos Chrysler Building de Manhattan en Nueva York han encargado la comercialización del inmueble a la consultora inmobiliaria CBRE, según adelantó este miércoles The Wall Street Journal. Los propietarios actuales del rascacielos son Abu Dhabi Investment Council (ADIC), fondo soberano del emirato, y la inmobiliaria estadounidense Tishman Speyer.

Se espera que el precio de venta pueda alcanzar los 1.000 millones de dólares (867 millones de euros), uno de los importes más elevados de la historia por un solo activo, debido al alto interés que los inversores muestran por el mercado inmobiliario como alternativa más rentable a otros activos en un contexto de tipos de interés bajos. Ya en 2008, el fondo soberano del emirato pagó 800 millones de dólares (695 millones de euros) por una participación del 90% en el inmueble, justo antes del desplome de precios por la crisis del ladrillo. Además, Manhattan en concreto es una ubicación segura y muy demandada por el capital extranjero, por la alta demanda de espacios de oficinas.

En los últimos años, los inversores extranjeros han reflejado su interés por las propiedades en EE UU. El grupo chino Anbang Insurance Group adquirió por 1.950 millones en 2015 el hotel Waldorf Astoria de Nueva York. En la otra costa, en Seattle, el fundador de Inditex Amancio Ortega pagó 655 millones por parte del campus de Amazon a finales del pasado año.

Sin embargo, la inestabilidad en los mercados ante la incertidumbre por la guerra comercial y el parón de las inversiones chinas en el extranjero, levanta algunas dudas sobre si se mantendrán los elevados precios en la ciudad, que llegaron a máximos en 2017, según el diario estadounidense.

El edificio Chrysler, de 318 metros de altura, fue finalizado en 1930 y tuvo el honor de convertirse en el edificio más alto del mundo tan solo unos meses, hasta que el Empire State fue acabado a mediados de 1931. En la actualidad es el octavo más alto de la ciudad. De estilo art decó, fue sede del fabricante de automóviles Chrysler hasta 1953. Desde su inauguración se ha convertido en uno de los iconos de Nueva York, apareciendo en incontables películas.

Esta operación fue anunciada por la directiva Darcy Stacom, presidenta de mercado de capitales de CBRE en Nueva York, conocida como la reina de los rascacielos por haber participado en la venta de grandes inmuebles en la ciudad.

Normas