Podemos condiciona su aval a los Presupuestos a una docena de medidas no incluidas

Echa en falta un freno al precio de la luz y los alquileres, o facilidades para autónomos y trabajadores a tiempo parcial

podemos presupuestos
El secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique.

Unidos Podemos, el principal socio parlamentario del Gobierno, ha condicionado este viernes su apoyo a los Presupuestos Generales de 2019 que aprueba hoy el Consejo de Ministros al impulso de una docena de medidas sociales adicionales.

El secretario general de organización de la formación morada, Pablo Echenique, ha recordado que los votos de Podemos son fundamentales para la tramitación, y eventual aprobación, de las cuentas.

Aunque el partido ha pactado el contenido general del plan presupuestario con el Gobierno, y Echenique revisó ayer su redacción final con la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, Podemos echa en falta algunas de las iniciativas pactadas en su día entre el líder de la formación, Pablo Iglesias, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

La principal cuestión que el partido viene reclamando es el impulso a una regulación que modere los incrementos de precio de los alquileres de vivienda en las zonas con mayor demanda, lo que Economía rehusó incluir en el decreto específico que aprobó sobre este tema.

Más allá, Echenique recuerda que los Presupuestos no incluyen palancas para rebajr la factura de la luz a costa del beneficio de las eléctricas o la creación de un bono social para las familias en riesgo de pobreza energética.

También echan en falta reforzar los permisos de paternidad y maternidad para que los padres sean corresponsables del cuidado de los hijos; una reforma de la ley contra la violencia machista que incluya el “solo sí es sí” en el código penal; o la prohibición de la publicidad de las casas de apuestas.

En el ámbito de los emprendedores reclaman una rebaja de cuotas para los autónomos que menos ganan; la presunción de vínculo laboral de estos con una empresa cuando sea su único pagador; y la posibilidad de que paguen el IVA solo tras cobrar la factura, y no al hacerla.

Podemos también busca que la revalorización de las pensiones quede fijada por ley; que los trabajadores a tiempo parcial fichen para evitar que hagan horas extra fraudulentas; y que se reduzcan las bonificaciones a la contratación, pues alegan que no está demostrado que fomenten el empleo pero merman la caja de la Seguridad Social.

También recuerdan que el Gobierno se comprometió a derogar los aspectos más lesivos de la ley mordaza, como los supuestos que castigan las injurias a la corona o las ofensas a los sentimientos religiosos. Además, reclaman que España recupere el supuesto de justicia universal.

Aunque desde el partido valoran positivamente las cuentas que se presentarán el lunes al Congreso de los Diputados, reclaman al Gobierno que impulse esta docena de medidas para darles su apoyo definitivo.

Podemos se cubre así las espaldas para descolgarse del bloque de apoyo a las cuentas ante la posibilidad de que los Presupuestos no logren los avales suficientes si el PNV o, más previsiblemente, las fuerzas independentistas catalanas ERC y PDeCAT rehúsan finalmente dar su aval al Ejecutivo.

Normas