Hacienda elevará un 9,5% los ingresos gracias al crecimiento y los cambios fiscales

La subida de las pensiones y el dinero para dependencia suponen las mayores alzas del gasto

María Jesús Montero, Ministra de Hacienda.
María Jesús Montero, Ministra de Hacienda.

El Gobierno ha aprobado el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado de 2019. Unas cuentas "para rescatar derechos maltratados por el anterior Gobierno y para blindar el Estado del binestar", según ha indicado la ministra protavoz, Isabel Celaa, que ha insistido en que "este país necesita crear riqueza y redistribuir riqueza", que son los objetivos de estas cuentas.

Para Celaa, las cuentas van a beneficiar a "estudiantes, becarios, jóvenes, trabajdores con el salario mínimo, funcionarios y la clase media". Además, ha destacado que blindará derechos y libertades "ante las fuerzas que las cuestionan", porque la mejor forma de hacerlo, asegura, es con unas ceuntas sólidas que, por ejemplo "aumenten los fondos para proteger a las mujeres de los maltratadores. También ha adelantado que las cuentas servirán para fortalecer el Estado autonómico.

El Ejecutivo, no obstante, no tiene asegurados aún los apoyos necesarios en la tramitación parlamentaria. Las cuentas están realizadas con el techo de gasto aprobado por el anterior Ejecutivo lo que, según Nadia Calviño, ministra de Economía, ha obligado a revisar a la baja la previsión de crecimiento en el cuadro macroeconómico, también presentado hoy. España crecerá en 2019 un 2,2%, según las previsiones. El objetivo de déficit será del 1,3%, la mayor parte procedente de la Seguridad Social, con un 0,9% del PIB, frente a un 0,3% para la administración central y un 0,1% de las autonomías. "El mayor perjudicado son las comunidades autónomas", ha señalado Montero.

Los ingresos del Estado crecerán hasta los 227.000 millones sobre los 207.000 actuales, un alza del 9,5% más que en 2018 y récord de recaudación. La mejora obedece al ensanchamiento de las bases imponibles ligada a la actividad económica, pero también a las nuevas medidas fiscales que ha puesto en marcha el Gobierno, según ha explicado María Jesús Montero, ministra de Hacienda.

El impuesto de sociedades es donde más crece la recaudación, un 14,1%, hecho que ha destacado la ministra Montero como consecuencia de la reducción de las deducciones sobre plusvalías y el recargo del 15% para grandes empresas (18% para bancos y energéticas). La recaudación por IRPF crece el 4,9% gracias a la mejora del empleo, pero también a la subida de los tipos para las rentas altas, dos puntos para los rendimientos del trabajo superiores a 130.000 euros (cuatro para los superiores a 200.000) y cuatro puntos para los rendimientos del ahorro en rentas superiores a 140.000 euros.

Los impuestos suben para rentas elevadas y grandes empresas, pero se bajan los impuestos para las empresas que facturan menos de un millón. También ha destacado Montero la bajada del IVA de los productos de higiene femenina, de los libros y de los servicios veterinarios. El Ejecutivo también ha incluido los ingresos previstos por el impuesto al diesel (3,8 céntimos más por litro), el de transacciones financieras y el impuesto digital.

El nuevo impuesto a los servicios digitales generará unos ingresos de 1.200 millones de euros y el de transacciones financieras, 850 millones. Las iniciativas en fiscalidad verde aumentarán los ingresos en 670 millones. Las iniciativas de lucha contra el fraude reportarán unos ingresos de 500 millones; el incremento del impuesto de patrimonio, 339 millones; el incremento del IRPF para rentas altas, 328 millones; la limitación de los pagos en efectivo a 1.000 euros; 218 millones, y el reforzamiento de la lista de morosos, 110 millones.

En cambio, mermarán ingresos las rebajas del IVA de los servicios veterinarios, que pasa al 10% (35 millones); los productos de higiene femenina, al 4% (18 millones), y los libros, periódicos y revistas en formato electrónico, al 4% (24 millones).

En el capítulo del gasto, el Gobierno ha destacado el aumento del gasto social, un 6,4% sobre todo a causa del alza de las pensiones "que recuperan poder adquisitivo", según explicó Montero. El gasto en pensiones se llevará el 42,1% del presupuesto del Estado. El total de gasto presupuestado subirá el 3,1 % hasta 365.520 millones. Tras las pensiones, la mayor partida es el servicio de la deuda que supondrán 8,6 euros de cada 100 aunque baja respecto a las cifras del año pasado (se prevé también una caída de la deuda), seguida del gasto por desempleo, que sube un 4% y es el 5% del gasto del Estado.

La ministra ha destacado también la eliminación del copago farmacéutico para colectivos que suman 6,8 millones de ciudadanos y una mejora del 59% en los fondos destinados a la dependencia, hasta 832 millones. Otros 670 millones se destinan a vivienda, un 40% más.

Tras dar luz verde al proyecto de Presupuestos en el Consejo de Ministros de este viernes, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, llevará el lunes a las diez de la mañana dicho proyecto a la Cámara Baja, para iniciar su tramitación parlamentaria, que se prolongará durante unos tres meses. Montero ha cerrado su exposición comentando que "si prima el sentido de Estado y no el tacticismo, estos presupuestos verán la luz".

Normas