La devolución del IRPF de maternidad para rentas altas es mayor que el ‘cheque-bebé’

Hacienda mantiene abierto el plazo para reclamar por las ayudas de 2014 y 2015 tras recibir 672.746 solicitudes en un mes

prestacion maternidad pulsa en la foto

Miles de españoles han recibido en los últimos días una suerte de inesperado aguinaldo navideño al ver ingresado en su cuenta el monto de IRPF que abonaron por las prestaciones de maternidad y paternidad que Hacienda ha comenzado a devolverles después de que el Tribunal Supremo declarara exentas estas ayudas. La cuantía media asciende a unos 1.600 euros por las de maternidad y a 383 euros por las de paternidad, si bien la compensación llega a superar en importancia al famoso cheque-bebé en el caso de las rentas más altas.

El cheque-bebé fue una prestación económica no contributiva de 2.500 euros por cada hijo nacido o adoptado en España que el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero abonó entre el 1 de julio de 2007 y el 31 de diciembre de 2010. Resultó polémico por fijar la misma cuantía para todos los padres independientemente de su renta. Paradójicamente, las devoluciones del IRPF de maternidad que la Agencia Tributaria está efectuando ahora son mayores cuanto mayor es la renta y, de hecho, superan la cuantía del cheque-bebé cuando se cobran más de 40.000 euros brutos anuales. Esto es así porque la prestación de maternidad, abonada por la Seguridad Social, cubre el sueldo íntegro de su beneficiario durante las 16 semanas de baja. Al quedar ahora exenta, el contribuyente se ahorra cuatro meses de IRPF con lo que, a mayor salario, mayor devolución. Así, el monto pasa de 919 euros para rentas de 22.000 euros brutos anuales a 1.610 para quien cobra 30.000. A su vez, supera los 3.700 euros para los salarios de 50.000 euros y ronda los 13.600 euros en el caso de un asalariado que perciba 120.000 euros.

Los beneficiarios de las prestaciones durante los años 2016 y 2017 pueden solicitar a Hacienda la devolución del IRPF abonado por ellas desde ayer por la tarde. Tras abrir un turno de peticiones en diciembre para quienes recibieron estas ayudas durante 2014 y 2015, el Ministerio puso en marcha esta segunda fase ayer. Pese a que inicialmente se anunció que el plazo para cada grupo era de solo un mes, a fin de acelerar la recepción de peticiones, finalmente el Gobierno mantendrá abiertos ambas ventanillas de momento lo que da un margen extra a los rezagados de 2014 y 2015.

La reclamación puede hacerse mediante un formulario ofrecido en la web de la Agencia Tributaria. Los interesados solo deben identificarse, detallar en qué años cobraron la prestación y especificar el número de cuenta donde desean recibir el ingreso de devolución.

Hacienda cumple así con la reciente sentencia del Supremo que fijó que las prestaciones de maternidad deben estar exentas de tributar y extiende el beneficio a las de paternidad, aunque el fallo no las menciona. Los pagos se limitan eso sí a los últimos cuatro años el plazo legal durante el que se puede corregir el abono de impuestos. El Gobierno decidió dividir en dos tandas el pago de esos años para que el impacto se reparta entre las cuentas de 2018 y 2019.

Hasta la fecha, Hacienda ha recibido 672.746 peticiones de devolución del IRPF abonado durante los años 2014 y 2015. Se esperan otras tantas por los dos ejercicios siguientes. En total, el Ejecutivo estima que deberá abonar unos 1.200 millones de euros a cerca de un millón de padres y madres. Además, el Consejo de Ministros aprobó un decreto ley el pasado 28 de diciembre para permitir que los funcionarios que reciben estas prestaciones de mutuas, y no de la Seguridad Social, también puedan solicitar la devolución de lo tributado por ellas.

Beneficiarios consultados por este diario aseveran que recibieron el pago efectivo tres semanas después de presentar la solicitud. Los perceptores de las ayudas en 2018 no tendrán que hacer ningún trámite para beneficiarse del cambio de criterio fiscal ya que la prestación estará automáticamente exenta en la próxima campaña  de la renta.

Normas