Dia confiará su viabilidad futura a una ampliación de capital de 600 millones

Morgan Stanley garantiza una operación que deberá aprobar la junta de accionistas

La refinanciación de la deuda quedará cerrada la semana que viene

Bonos Dia pulsa en la foto

Dia acelera en la búsqueda de soluciones al atolladero financiero en el que está sumido desde el pasado mes de octubre. El grupo de supermercados anunció ayer la firma de un compromiso de aseguramiento con Morgan Stanley para lanzar una ampliación de capital de 600 millones de euros antes de que finalice el primer trimestre de 2019.

Un movimiento en el que los bancos acreedores habían insistido durante las negociaciones de refinanciación de la deuda de la compañía, el cual Dia espera cerrar “próximamente”, según explicó ayer en un hecho relevante comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Fuentes financieras cercanas a la negociación afirman a CincoDías que este proceso quedará cerrado la próxima semana.La propia CNMV suspendió de cotización a Dia tras reclamarle más información sobre su situación financiera. La respuesta fue el pacto con Morgan Stanley.

Con él, y con la refinanciación de cerca de 900 millones de deuda, el grupo habrá cerrado dos asuntos de capital importancia para su sostenibilidad futura. Aunque en el caso de la ampliación de capital, todavía llevará meses conocer el efecto que tendrá en la compañía. Desde esta se valora como un balón de oxígeno.

Por lo pronto, la ampliación de capital está sujeta a “ciertas condiciones”, según explicaba el hecho relevante. La primera, la aprobación del consejo de administración, algo que se da por hecho. Fuentes cercanas al mismo explican que un acuerdo de estas características no puede cerrarse sin un consenso amplio. A falta de fecha de celebración de ese consejo, la luz verde se da por descontada.

Después, será necesario tener la aprobación de la junta general de accionistas, que no llegará hasta marzo. Dia presentará sus resultados anuales en la segunda mitad de febrero de 2019, y convocará a sus accionistas en el plazo de un mes. Antes de que acabe marzo se espera que estos también den su visto bueno, pese a la importante dilución que la ampliación tendrá en sus participaciones. Esta podría llegar hasta un 70%, según cálculos de Bloomberg. A partir de ahí comenzará la fase de suscripción, que se alargará en torno a un mes. El grupo quiere tener cerrado el proceso en primavera.

Sin embargo, estas no serán las únicas condiciones. Dia deberá acelerar en la venta de activos, y en concreto, en las de sus cadenas Max Descuento y Clarel. La primera está en proceso y, en cuanto a la segunda, el grupo confirmó ayer por primera vez que está en el mercado, un proceso que formalizará en los próximos días. La refinanciación de la deuda también le deberá permitir contar con un calendario de vencimientos viable y llegar a la ampliación sin incumplir sus ratios financieros.

El acuerdo con Morgan Stanley implica no solo que el banco inversor contacte y busque interesados en la ampliación, sino que también cubriría la parte que no suscriban los accionistas de la compañía, los cuales tiene derecho de suscripción preferente. Es decir, si estos cubren un 85%, Morgan Stanley se haría cargo del 15% restante de las acciones.

Ahora, todos los focos están puestos en el primer accionista del grupo, el fondo Letterone, liderado por el magnate ruso Mijail Fridman, que controla el 29% de la empresa. Junto a Société Génerale, que posee el 4,8%, es el único accionista significativo de Dia. El mercado, que reaccionó positivamente al anuncio tanto en la Bolsa como en el rendimiento de la deuda de la empresa, cuenta con que Letterone acuda a la ampliación. Consultado por ello, el fondo se remite a la comunicación difundida el 4 de diciembre, en la que reflejaba su disposición a “participar en la elaboración de una estructura financiera sostenible a largo plazo”. En esa fecha Stephan Ducharme, consejero representante de Letterone y presidente interino del consejo de Dia, abandonó todos sus cargos en la empresa española para trabajar desde Letterone en su nuevo plan de negocio.

Goldman Sachs sale del grupo

El que no podría acudir a la ampliación, al menos como accionista, sería Goldman Sachs. El banco se desprendió ayer del 5,09% que mantenía en Dia, tras llegar a superar el 16% el día después de que la empresa anunciara la rebaja de previsiones para este año. Cuando en enero pasado Letterone elevó su participación en Dia al 15% , el fondo suscribió con Goldman un acuerdo colateral que le permitía hacerse con un 10% adicional a plazo, que se elevó al 14% en septiembre. El colateral venció el 23 de octubre: el 14% pasó a Letterone, alcanzando de forma efectiva el 29% del grupo, y Goldman Sachs redujo en esa proporción su presencia en Dia.

Los bonos disparan su cotización


Repunte. Los bonos de Dia que cotizan en el mercado, en tres tramos de 300 millones de cada uno, experimentaron ayer un importante repunte, como se puede ver en el gráfico de la parte superior de esta información. Los que vencen en julio del próximo año pasaron de cotizar a un 54% del nominal el martes a un 78,7% al cierre del mercado. Con ello, el tipo de interés asociado a esta emisión pasó de un 140% a un 42%. Los que vencerán en 2021 pasaron de cotizar en un 49% del nominal a un 70% y los de 2023, de un 46% a un 64%. El anuncio también provocó un rebote de la acción bursátil, desde el martes fuera del Ibex 35. Los títulos de día repuntaron un 11,8%, alcanzando un valor de 0,46 euros.

Normas
Entra en El País para participar