Economía y Hacienda piden a PP y Cs que apoyen sus Presupuestos para cerrar el paso a Vox

El PDeCAT condiciona el apoyo a las cuentas a un referendum

 La ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño, durante la conferencia que ha ofrecido en un desayuno informativo, en Madrid.
La ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño, durante la conferencia que ha ofrecido en un desayuno informativo, en Madrid. EFE

Las ministras de Economía, Nadia Calviño, y la de Hacienda, María Jesús Montero, hicieron este miércoles un llamamiento común a todas las fuerzas constitucionalistas del país, con especial atención a PP y Ciudadanos (Cs), para solicitar su apoyo al plan presupuestario que han diseñado para 2019 y que el Consejo de Ministros prevé aprobar en enero. Unos Presupuestos, dijo Calviño, que “conjugan disciplina fiscal con lucha contra la desigualdad” como revulsivo contra los movimientos extremistas y populistas ahora que, tras los comicios andaluces del domingo, el partido ultraderechista VOX entrará por primera vez en un Parlamento español.

“Habrá que ver cómo se alinean los partidos constitucionalistas ante este tipo de fenómenos”, manifestó Calviño durante su intervención en un desayuno informativo organizado por Europa Press, en relación a las negociaciones de PP y Ciudadanos con VOX para tomar el control de la Junta de Andalucía tras el desplome electoral del PSOE. “Hemos visto cómo este virus de xenofobia o rechazo al distinto y el recelo ante los cambios se ha ido inoculando en los partidos de distintos países europeos. Pensábamos que en España estábamos vacunados, pero no ha sido así”, lamentó la ministra, aseverando que “en la mayoría de países europeos los partidos democráticos no pactan con estos partidos, establecen un cordón  sanitario”.

“Sería bueno y conveniente que nos sentáramos a hablar de los problemas de la gente”, negociando los Presupuestos de 2019, agregó a su vez Montero al concluir el foro, haciendo una “invitacion” expresa a PP y Cs para dialogar.

Más allá, la ministra de Hacienda, que viene pidiendo a PNV, PDeCAT y ERC que apoyen el plan presupuestario pactado con Unidos Podemos, recordó que “estos Presupuestos son muy buenos para Cataluña”, a la que destinan “más de 2.000 millones” de euros en un momento en que miles de profesores, estudiantes, médicos y funcionarios de la región han salido a la calle para protestar por los recortes. “Parece contradictorio que una comunidad autónoma pida más recursos y sin embargo el vehículo que los conduce no cuente con su apoyo”, dijo, pidiendo una “reflexión profunda por parte de los partidos catalanes para que se posicionen a favor de los Presupuestos”.

Minutos antes, precisamente en el mismo foro, el diputado del PDeCAT Ferran Bel pareció abrir la puerta a avalar las cuentas si el Gobierno les ofrece “una propuesta razonable”. Acto seguido, sin embargo, matizó que lo que su partido reclama es “una solución política para Cataluña” que a su parecer debe incluir “un referéndum” de autodeterminación. Aunque el Ejecutivo de Pedro Sánche viene advirtiendo que no negociará otra cosa que cifras en el marco del Presupuesto, el hecho de que Bel no reclamara también la libertad de los políticos catalanes presos por el procés fue leído como un acercamiento.

El diputado de ERC Gabriel Rufián salió rápidamente a matizar que su partido sí exige la libertad de los encarcelados y a manifestar que no aguantarán “presiones” para apoyar los Presupuestos por el auge de VOX.

Calviño, en todo caso, ofreció también argumentos económicos para tratar de sumar apoyos a sus cuentas asegurando que estas permitirán reducir el déficit del 2,7% al cierre de este año al 1,8% el próximo ejercicio, pero que sin ellas el recorte será solo hasta el 2,4%, como vienen alertando organismos internacionales.

Además, Calviño defendió que “el alza del salario mínimo interprofesional y los Presupuestos tendrán un impacto neutro en el crecimiento y la creación de empleo” en 2019. Así, pese a que organismos como la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) o el Banco de España han alertado de que subir de golpe un 22% el salario mínimo, hasta los 900 euros, supondrá una destrucción de entre 40.000 y 150.000 empleos, respectivamente, la ministra de Economía aseveró que no hay constancia empírica de que eso vaya a ocurrir y recordó que la el alza salarial, aprobará pro decreto en cualquier caso, debería venir equilibrada por el resto del plan presupuestario.

El CIS da la mayoría al PSOE

Elecciones. El PSOE sigue siendo la fuerza política que más votos atraería en unas elecciones Generales, concretamente el 31,2% del total, según el Barómetro de Opinión del mes de noviembre publicado ayer por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). La encuesta, basada en 2.974 entrevistas realizada casi un mes antes de las elecciones andaluzas del pasado domingo en un total de 292 municipios y 49 provincias, da 12,1 puntos de ventaja a los socialistas frente a la segunda fuerza. La novedad es que esta vuelve a ser el PP, que gana posiciones tras la pérdida de casi tres puntos de Ciudadanos (Cs). Así, los populares obtendrían un 19,1% del apoyo electoral; Cs tendría el 18,2% y Unidos Podemos y sus confluencias rozan el tercer puesto subiendo hasta el 18%. De hecho, al existir apenas un punto de diferencia, se considera que PP, Cs y Podemos se encuentran en empate técnico en intención directa de voto. Preguntados por el voto ya decidido, recoge Europa Press, el 19,4% de encuestados opta por PSOE; el 11,5% por PP; el 11,4% por Cs y el 11% por Podemos.

Cambio horario. El CIS también revela que el 62,5% de españoles eliminaría el cambio horario y que un 65,4% elegiría el de verano.

Normas