REE sopesa entrar en EE UU ante la futura revolución energética

“La transición hacia energías más limpias es imparable”, recordó el presidente de la compañía, Jordi Sevilla

El presidente de REE, Jordi Sevilla.
El presidente de REE, Jordi Sevilla.

El presidente de Red Eléctrica de España (REE), Jordi Sevilla, aseguró que EE UU presenta “interesantísimas oportunidades de negocio” y que su compañía, que ya tiene presencia en países de esa área como Perú o Chile, está valorando si puede extender su negocio a ese país. Así lo señaló durante su intervención en el VIII Foro Empresarial España-EE UU, organizado por la Camara de Comercio en España y la Camára de Comercio de EE UU en España, en el que vaticinó que la transición energética hacia energías más limpias es imparable, “pese a que el presidente de EE UU no crea en el cambio climático”.

En su opinión, la suma de la lucha contra el cambio climático, la revolución tecnológica y la regulación “va a obligar a que se tome en serio la transformación energética en el mundo”. Sevilla puso como ejemplo la irrupción del autoconsumo, que permitirá a los particulares ser productores y consumidores y beneficiarse del excedente de energía que no consumen. El presidente de REE vaticinó que la revolución hacia fuentes de energía más limpias provocará una transformación radical en todo el mundo. “El sector energético mundial se va a parecer muy poco al actual en los próximos diez años”, vaticinó Sevilla, que puso como ejemplo la estrategia de diversificación de las grandes petroleras como BP o Repsol, que han optado por convertirse en suministradores de electricidad.

En el acto también intervino Rodrigo Echenique, vicepresidente de la Cámara de Comercio de España, que resaltó los fuertes lazos económicos que unen a España y EE UU, amenazados últimamente por el proteccionismo y la imposición de barreras arancelarias y no arancelarias. “Es el principal receptor de exportaciones españolas fuera de la UE, con 12.500 millones. También es el primer destino de la inversión española, con un stock de 79.000 millones de euros y 700 empresas españolas radicadas en sectores como las energías renovables, la banca, la moda, las infraestructuras o los servicios médicos”, recalcó.

Normas