El médico no está obligado a informar del riesgo "excepcional" de un fármaco

La paciente sufrió una rotura de tendón a raíz del medicamento

El efecto secundario estaba catalogado como improbable

Fachada de una farmacia en Madrid.
Fachada de una farmacia en Madrid.

El médico no está obligado a informar del efecto secundario "excepcional e improbable" de un medicamento que receta. Así lo determina la Audiencia Provincial de Madrid en una sentencia en la que desestima la demanda de una paciente que sufrió una rotura del tendón de Aquiles a causa del fármaco que le había recetado una doctora. 

La sentencia rechaza la responsabilidad civil de la especialista en base a los informes periciales presentados en el proceso, que determinan que el dolor o inflamación de tendones era un efecto secundario infrecuente y "muy poco probable del medicamento". El propio prospecto lo catalogaba como “raro”, es decir, que afectaba a menos de 1 de cada 1.000 pacientes que lo ingerían.

Por otra parte, la audiencia subraya que la demandante no formaba parte los grupos de personas para los que el medicamento estaba contraindicado (niños, adolescentes en edad de crecimiento y embarazadas). La paciente, de 77 años, solo tenía un episodio de artrosis, lo que no implicaba riesgo a causa del fármaco, sino únicamente "datos a tomar en consideración".

Por último, el texto rechaza también la responsabilidad del Jefe de Servicio de medicina interna, departamento al que pertenecía la doctora demandada, y determina que el incumplimiento de las obligaciones profesionales por un médico adscrito "no puede dar lugar, per se, a la responsabilidad de dicho Jefe". La responsabilidad de esta figura se limita a la supervisión de los casos más complejos, "donde no consta que se encontrase el presente", concluye

Por todo esto, el tribunal madrileño revoca la sentencia dictada en primera instancia y y absuelve a los médicos demandados del pago de la indemnización de casi 26.000 euros al considerar que no se ha incumplido el deber de información.

Normas