Iberdrola dirige a Scottish Power hacia su estreno en plantas solares

Tras la venta de seis centrales a gas, la eléctrica escocesa reafirma su apuesta por las renovables

Confirma su próxima participación en una nueva subasta de eólica marina en Reino Unido

Paneles solares en Escocia.
Paneles solares en Escocia.

La filial escocesa de Iberdrola, Scottish Power, ha dado un giro estratégico y, tras la venta de seis centrales eléctricas a gas (vendidas a Drax Group), se dispone a estrenarse como inversora en energía solar.

Se trata de un paso que aleja a la compañía del uso de combustibles fósiles, según ha avanzado The Guardian, y reafirma su apuesta por las fuentes renovables. Scottish Power, una de las seis grandes eléctricas de Reino Unido, tiene ya notable presencia en el eólico y figura entre las pioneras en el desarrollo de plantas eólicas marinas, pero la instalación de parques solares en las islas británicas era hasta ahora un negocio propio de firmas de menor tamaño. La próxima llegada de un grupo del calado de Scottish Power promete revolucionar el sector.

El CEO de la filial de Iberdrola, Keith Anderson, aduce razones de coste final del suministro eléctrico y de respeto al medio ambiente para explicar el desembarco en la energía solar

El CEO de la filial de Iberdrola, Keith Anderson, aduce razones de coste final del suministro eléctrico y de respeto al medio ambiente para explicar el desembarco en la energía solar. En cuanto al eólico, Scottish Power prevé participar en una subasta el próximo verano en busca de subsidios por 557 millones de libras (630 millones de euros) para plantas marinas.

Moody’s tiene bajo revisión, para una rebaja, el rating de Scottish Power Generation, mientras mantiene la perspectiva estable sobre Scottish Power y el resto de filiales.

Iberdrola ya avanzó en su plan estratégico, el pasado mes de febrero, su intención de vender activos de generación por un total de 3.000 millones de euros entre 2018 y 2022. Al traspaso de 2.566 MW de generación procedente de fuentes convencionales a Drax, en Reino Unido (por 801 millones de euros), se suma la desinversión en la planta termosolar de Puertollano, adquirida por Ence la semana pasada por 72,3 millones más un crédito de 109 millones.

Normas