Iberdrola vende Scottish Power Generation por 801 millones de euros

La compañía se desprende de las centrales de generación tradicional

La capacidad total instalada de generación asciende a 2.566 MW

Ignacio Sánchez Gálan, presidente de Iberdrola
Ignacio Sánchez Gálan, presidente de Iberdrola

Iberdrola inicia su salida del negocio de generación eléctrica de fuentes tradicionales en Reino Unido y se convierte en la primera energética 100% renovable en Reino Unido. La compañía ha comunicado que su filial británica, Scottish Power, venderá a Drax Smart Generation la totalidad de su participación en Scottish Power Generation, con una capacidad total instalada de 2.566 MW. El precio asciende a 702 millones de libras (unos 801 millones de euros aproximadamente). 

La empresa que preside Ignacio Sánchez Galán ya anunció durante la presentación de su plan estratégico en febrero su intención de desprenderse de activos de generación por un total de 3.000 millones  de euros entre 2018 y 2022.

Iberdrola señala que la operación está condicionada a su aprobación por la Junta General de Accionistas y el visto bueno de las autoridades de competencia. El grupo estima que la operación "tendrá un impacto positivo en los resultados consolidados" correspondientes al ejercicio 2018, que se cuantificará y comunicará al cierre de la operación.

En septiembre, Drax Group confirmó que negociaba con la empresa española la compra de estos activos de generación tradicional en Reino Unido. 

En febrero, Iberdrola lanzó su plan estratégico para 2018-2022, periodo en el que prevé invertir 32.000 millones de euros y situar su beneficio al final del periodo entre los 3.500 y 3.700 millones de euros.

Junto a la venta en Reino Unido de activos de su filial Scottish Power, Iberdrola también estudia la venta de sus plantas de cogeneración en España.

 


Normas
Entra en El País para participar