Dos grandes accionistas de Dia prestan el 50% de los títulos en manos de bajistas

Goldman Sachs y Norges Bank han tripicado los préstamos desde mayo

La acción creció ayer un 5,2% hasta los 0,90 euros

Dia pulsa en la foto

Además de por sus propios problemas de negocio, la cotización de Dia sufre desde hace tiempo la presión de las posiciones bajistas. Sin ir más lejos, es el valor del Ibex con una mayor presencia de este tipo de inversores. Según el último dato recopilado por la CNMV, más un 17,65% de sus acciones están en manos de bajistas, principalmente hedge funds, que apuestan por caídas en la cotización de la empresa. Para ello, toman prestados títulos de un accionista, los venden al mercado apostando a su caída, y cuando esta se produce, devuelven las acciones a su propietario original, embolsándose la diferencia. En el caso de Dia, buena parte de estos bajistas operan con títulos prestados por dos de sus principales accionistas: Goldman Sachs y Norges Bank.

Entre ambos suman cerca del 50% de los títulos de Dia que están en manos de los inversores que apuestan a su caída. Goldman Sachs, segundo máximo accionista de la compañía de supermercados, tenía prestados 33,1 millones de títulos este miércoles, último día con datos actualizados, equivalentes al 5% del capital total de Dia. El lunes, cuando el grupo anunció su profit warning, la cifra se elevaba a 41 millones, por lo que en apenas dos días los bajistas le han devuelto cerca de ocho millones de acciones, aprovechando el desplome bursátil.

Ese mismo día el banco central noruego Norges Bank, propietario hasta ayer del 5,2% de la empresa, tenía prestados 15,1 millones de títulos. Por tanto el lunes, fecha del histórico desplome de la acción, los inversores bajistas sacaron réditos con un 51% de títulos prestados por estos dos accionistas. ¿Cuál es el beneficio de contribuir a la caída de las acciones de una empresa en la que invierten?
“Para estos grandes fondos, el interés que se paga por los préstamos de acciones es una forma de obtener dinero”, explica Luis Benguerel, analista de la gestora Anattea. “Aunque parezca poco intuitivo que den gasolina al desplome de acciones que tienen en cartera, éstas suponen una parte ridícula teniendo en cuenta el tamaño de estos inversores”, añade Berenguel.

La actividad de Goldman Sachs en este campo ha sido especialmente intensa. A principios de mayo, cuando ya ostentaba el 9,4% del capital de Dia, solo tenía prestadas 4,4 millones de acciones. cifra que el 23 de julio se había disparado a 66,9 millones, equivalentes al 10% del capital total de Dia. Ese mes su cotización cayó un 25%. Norges Bank pasó de tener prestados 10,7 millones de acciones a mediados de mayo a 15,3 en agosto. Desde mayo hasta ahora, entre ambos han multiplicado por tres los préstamos a bajistas, un periodo en el que la acción ha perdido un 75% de su valor.

“Los inversores a corto necesitan estos préstamos. Pero si se acaba el papel para prestar, o los fondos cierran el grifo, la cotización puede dispararse, porque los bajistas tienen que cerrar sus posiciones y para ello deben comprar acciones rápidamente y en cantidad”, analiza Berenguel. La subida de ayer de Dia del 5,36%, con un precio por acción de 0,90 euros, no supone un crecimiento suficiente como para pensar que en una retirada de los bajistas.

El que sí parece dar pasos atrás en su posición en Dia es el propio banco central noruego, Norges Bank. Ayer informó a la CNMV de una reducción en su participación de 1,2 puntos porcentuales, pasando de un 5,2% a un 3,8%. Esta entidad sigue acumulando movimientos en los últimos días: el de ayer es la séptima variación en lo que va de mes, y baja del 4% por primera vez desde abril.

Normas