Dia se hunde en Bolsa tras rebajar sus previsiones y eliminar el dividendo

Prevé alcanzar un ebitda de entre 350 y 400 millones, un 40% menos que en 2017, y reexpresará las cuentas de ese ejercicio

La acción se desploma un 42,2% y marca nuevos mínimos históricos

Dia pulsa en la foto

La cadena española de supermercados Dia ha revisado sus objetivos para el final del ejercicio debido a la mala evolución de su negocio. Según un comunicado enviado a la CNMV, el grupo ha tenido que revisar su objetivo de ebitda para este año, el cual prevé finalizar entre 350 y 400 millones de euros, un 40% menos que en el ejercicio anterior. Además, suspende el reparto de dividendos para 2019. De forma paralela, Norges Bank, ahora quinto accionista, ha vuelto a reducir su participación en la empresa, pasando de un 5,2% a un 4,2%. Es el quinto movimiento que realiza desde el 1 de octubre.

Todo ello ha resultado en un desplome del 42,2% en Bolsa, que deja el precio de su acción en un mínimo histórico de 1,09 euros.

La caída del resultado operativo puede ser aún mayor, según reconoce Dia, ya que su previsión "no incluye el impacto que pudiera derivarse de la inminente aplicación de la norma contable IAS 29 para economías hiperinflacionarias que será de obligatoria aplicación para la Sociedad y su grupo desde el tercer trimestre de 2018 debido a su actividad en Argentina".

Además, reexpresará sus cuentas de 2017 para incorporar unos ajustes negativos de 70 millones de euros a su patrimonio. En el informe anual de ese ejercicio, la empresa auditora, KPMG, avisaba de que el valor contable que Dia asignaba a algunas de sus "unidades generadoras de efectivo", esto es, sus tiendas, tenía el riesgo de ser superior a su valor recuperable. Durante 2017. Dia reconoció un deterioro del valor de su inmovilizado material de 8 millones de euros, y de 4,6 millones en los fondos de comercio asignado a sus tiendas.

La compañía también ha comunicado la aceptación de la dimisión de la presidenta Ana María Llopis, anunciada en la última junta de accionistas, con efecto a partir de hoy, y el nombramiento del consejero Stephan DuCharme como vicepresidente primero del consejo de adminsitración. Este, además, asume la presidencia de forma transitoria. DuCharme es consejero delegado de la cadena de distribución rusa X5 Retail Group, primera del sector en su país.

Ducharme fue nombrado como consejero en abril a propuesta del primer accionista de Dia, el fondo luxemburgués Letterone, encabezado por el magnate ruso Mikhail Friedman. Letterone elevó su participación en el grupo al 29% durante el pasado mes de septiembre, quedándose a un punto del 30%, que le obligaría a lanzar una opa por el 100%. Ahora, Friedman elige a uno de sus hombres de confianza para ser el número dos de la compañía, y además ha propuesto la elección de Sergio Ferreiro Dias como consejero por cooptación, y su incorporación a la comisión de auditoría y cumplimiento.

Dia tiene pendiente la presentación de la reformulación de su plan de negocio, la cual se espera para este otoño. Durante el primer semestre del ejercicio, su beneficio se desplomó un 88%, ganando apenas seis millones, en el que fue su "periodo más duro desde la salida a Bolsa", según reconoció entonces.

Una noticia que llega después de recibir un nuevo varapalo en Bolsa. Las acciones del grupo de distribución ya se desplomaban cerca del 10% por culpa de un informe muy negativo por parte del banco de inversión JPMorgan en el que recorta la valoración desde 2,10 euros a 1,70 euros por culpa de la crisis que viven los países emergentes. Hoy las acciones se cambian a 1,75 euros, un nuevo mínimo histórico y un 50% por debajo del precio al que debutaron las acciones en el parqué en julio de 2011.

El recorte del precio objetivo viene acompañado de una rebaja también a las previsiones de beneficios. JPMorgan ha metido la tijera a la previsión de beneficio por acción para el período 2018-20 un 9%. "La mitad de este recorte se explica por la divisas y la otra mitad por menores margenes en Iberia y emergentes y por mayores gastos financieros", explica la firma de análisis en su último informe que añade que esta previsión está entre un 10% y un 15% por debajo de la del consenso de mercado.

"En el tercer trimestre, anticipamos otro período débil por la contracción en Iberia", añade la firma. JPMorgan considera que, de seguir así, entre diciembre y enero, la dirección de la compañía debería proporcionar más detalles sobre su cambio de rumbo. La presentación de las cuentas trimestrales será el próximo 30 de octubre.

"Dia es una empresa que opera en lo que consideramos el formato más atractivo dentro del segmento de ventas de alimentos al por menor. Sin embargo, la empresa no está rindiendo lo suficiente a nivel local, como Mercadona, Carrefour, Lidl, Pingo Doce y Sonae. Nuestras previsiones están muy por debajo del mercado en cuánto a ventas y Ebitda", añaden los expertos.

Este demoledor informe llega en un momento en el que la acción de Dia pasa por sus horas más bajas con unas pérdidas del 60% en lo que va de 2018 (peor valor del selectivo en el año) y con las posiciones cortas superando el 10%. El precio objetivo de JPMorgan es el más bajo de todos los que componen el consenso de Reuters (3,08 euros). Además, esta firma de análisis tiene para el valor una recomendación de infraponderar frente a mantener del consenso. 

Relevo en la dirección

A finales de agosto, el consejo de administración de la compañía decidió relevar al consejero delegado. Antonio Coto sustituyó a Ricardo Currás, como primer ejecutivo de la firma. Coto ha liderado las operaciones del grupo en Argentina y Brasil desde su inicio, y hasta el momento era responsable de la división latinoamericana. Su amplio conocimiento de la compañía y su peso dentro de la misma fueron los principales motivos que decantaron su nombramiento. El de Coto es un perfil similar al de Currás: un ejecutivo con más de 30 años de experiencia dentro de la compañía. 

El próximo viernes se se conocerá si Mikhail Fridman adelantará o no la opa sobre el grupo tras hacer efectiva la compra del 29% de la compañía. Según informó Fridman a la CNMV el pasado 28 de septiembre, el inversor ruso había aumentado hasta el 14% su opción de compra a plazo garantizada anticipando al 19 de octubre(desde el 2 de noviembre) la fecha de vencimiento de este instrumento financiero.

Normas