Dia, obligada a renovarse

Axesor le otorga un rating BBB con tendencia negativa

Sus ventas cayeron un 10% hasta junio

Dia, obligada a renovarse

La cadena de supermercados Dia se caracteriza por un posicionamiento competitivo adecuado; una excelente distribución de la cartera de clientes y proveedores; unos niveles de rentabilidad económica y financiera positivos, así como una elevada capacidad de generación de caja, que refuerza la solvencia. Desde Axesor otorgamos a Dia un rating de BBB. Sin embargo, la tendencia es negativa y es que la compañía afronta una serie de desafíos que precisamente condicionan los niveles de facturación, rentabilidad y generación de caja.

En el primer semestre del año, las ventas netas cayeron un 10,3%; el resultado operativo, un 53,5% y el BPA reportado, un 88,7%. Entre los retos que afronta Dia sobresalen la fuerte competencia en el mercado Iberia (67% de las ventas); la inestabilidad en Argentina y Brasil (con unas depreciaciones respectivas de las divisas del 34,1% y el 16,8% en la primera mitad del año) y un calendario de vencimientos exigente (779 millones de euros en los próximos dos años). La evolución del segundo semestre determinará las perspectivas de un eventual cambio del rating. Este panorama, hace obligada la renovación del grupo de distribución alimentaria.

Así, su principal mercado, España, es un mercado maduro, en el que es difícil avanzar en ventas y márgenes y que ya derivó en 2017 en una pérdida de cuota de mercado. Dia ocupa la tercera plaza en la distribución, justo por detrás de Carrefour, pero a mucha distancia de Mercadona.
En este sentido, la compañía ya ha dado un paso adelante con un proceso de optimización de establecimientos, incluyendo el cierre permanente de locales no rentables, que tuvo como consecuencia una reducción en 2017 del 3,9% de su superficie comercial. Dia opera más de 7.400 tiendas, más del 71% de ellas en Iberia, que es donde se ha acometido este proceso de reestructuración.

900 tiendas

Solo en la primera mitad de este año se han renovado más de 900 tiendas. Los cierres temporales de las mismas han repercutido en las ventas, que en términos netos cayeron un 4,5% en España entre enero y junio. Eso sí, a pesar de los costes asociados al proceso, el grupo de distribución está logrando mantener unos adecuados niveles de ROA y ROE.

Otra buena noticia es que este proceso de remodelación ya está completado en un 80%, mejorando las perspectivas del segundo semestre en el segmento Iberia. En cambio, en Argentina y Brasil, Dia está en plena fase expansiva, con un incremento constante en establecimientos propios y franquiciados. Pero el panorama económico de la región es negativo a corto plazo, si bien lo vemos acertado desde una perspectiva estratégica.

En el corto plazo, el efecto divisa hizo que las ventas trasladadas a euros retrocediesen un 20,1% entre enero y junio. Ahora, Argentina se enfrenta a una profunda crisis, mientras que en Brasil a la mala situación económica, se le suma la inestabilidad propia de las elecciones, que tendrán lugar el próximo domingo, 7 de octubre.

La combinación de mayores inversiones, junto con la caída de ventas y márgenes operativos explican el aumento interanual del 20% en la deuda neta, que cerró el primer semestre en 1.230,3 millones de euros. Nuestros cálculos sitúan el ratio DFN/Ebtida anualizado en 3,35x, un incremento sustancial sobre ejercicios anteriores.  Pese a ello, hay elementos que refuerzan la solvencia de la empresa: una adecuada gestión del ciclo comercial, con periodos medios de pago más amplios en relación a los plazos de cobro; optimización de stock disponible de existencias y disponibilidad de créditos sindicados revolving no utilizados.

La compañía planea presentar pronto su nuevo plan estratégico. Será la puesta de largo del nuevo consejero delegado, Antonio Coto, que asumió el cargo en agosto, en medio un momento de clara incertidumbre para la compañía, con constantes rumores de opa por parte de su principal accionista, el fondo Letterone Investment Holdings, del magnate ruso Mikhail Fridman, que controla el 29% del capital. Los retos pendientes de la compañía exigen un plan a la altura del desafío.

Normas