Los fondos que apuestan a la baja ganan hoy 91 millones gracias al desplome de Dia

Las posiciones bajistas sobre el valor equivalen al 20% del capital

El inversor ruso Mikhail Fridman acumula minusvalías por 550 millones

Imagen de un establecimiento de DIA
Imagen de un establecimiento de DIA

La histórica caída sufrida en la sesión de hoy por Dia es una gran noticia para un puñado de inversores que llevan meses apostando por caídas de esta empresa, el valor del Ibex más atacado por esta operativa. Según la CNMV, 10 fondos tienen posiciones bajistas iguales o superiores al 0,5%, con datos del pasado jueves día 11, por un total equivalente al 10,7% del capital. Sumando, además, otras posiciones cortas comunicadas al supervisor pero de menor entidad, el valor tenía a cierre de septiembre un 18,33% del capital en apuestas bajistas.

Dado que el capital social de Dia son 622 millones de acciones, las posiciones bajistas recopiladas por la CNMV equivalen a 114 millones de títulos. La caída de hoy, 80 céntimos de euro, ha supuesto por lo tanto una plusvalía de 91 millones para estos operadores bajistas. Estos datos, no obstante, han de considerarse con prudencia, dada la amplia variedad de opciones existentes para apostar a la baja por un valor: no es lo mismo vender un futuro que comprar una opción put o vender un call, y algunas alternativas son de difícil valoración sin conocer el instrumento utilizado.

Los fondos más bajistas con Dia son Darsana Capital, AQR Capital y AHL Partners, tres hedge funds (dos estadounidenses y uno británico) que tienen posiciones a la baja por entre el 1,7% y el 1,9% del capital. Gestoras de perfil más tradicional como JP Morgan AM, Old Mutual o Blackrock también tienen apuestas significativas contra la cotización de Dia.

La mayor parte de estos inversores, según los datos de la CNMV, lleva apostando por la caída de Dia desde 2016 o 2017. De hecho el récord de posiciones cortas se registró en julio del año pasado, con un 24% del capital apostado a la baja. La apuesta bajista, en consecuencia, está siendo muy rentable en el corto plazo de hoy, pero también en el medio y largo.

Hace dos años, en octubre de 2016, Dia cotizaba a 5,4 euros. Desde entonces se ha desplomado un 78%, o 4,21 euros por cada acción. El 13% de capital que estaba en manos bajistas en aquel momento (82 millones de acciones) se habría embolsado, desde entonces hasta hoy, una plusvalía teórica de 345 millones, si bien een el mundo de los hedge funds no es muy habitual mantener posiciones. De hecho fue a partir de octubre de 2016 cuando el valor empezó a caer con fuerza por el efcto de las divisas, y cuando proliferaron las apuestas bajistas. 

Justo la situación opuesta a la que vive el primer accionista de Dia, el fondo Letterone, controlado por el magnate ruso Mikhail Fridman. Fridman alcanzó el 25% del capital de Dia en enero de este año, cuando la acción cotizaba en el entorno de los 4,4 euros. Había tomado otro 10% en julio de 2017, cuando Dia cotizaba por encima de cinco. A finales de septiembre incrementó su participación hasta el 29%, al borde de la opa. En total, las minusvalías latentes rondan ya los 550 millones de euros.

Normas