La tasa Tobin reduciría un 7% la rentabilidad de los fondos a 25 años

Las gestoras de fondos piden que no se aumenten los impuestos sobre el ahorro

El sector demanda seguridad jurídica sobre las sicavs

Ángel Martínez-Aldama, presidente de la asociación de gestoras de fondos (Inverco).
Ángel Martínez-Aldama, presidente de la asociación de gestoras de fondos (Inverco).

El Gobierno de Pedro Sánchez y Podemos negocian la implantación de un impuesto especial sobre las transacciones financieras, conocido como tasa Tobin. De acuerdo con cálculos del sector, un gravamen de estas características restaría rentabilidad a los fondos de inversión y a los planes de pensiones.

El presidente de la asociación de las gestoras de fondos (Inverco), Ángel Martínez-Aldama, calcula que esta tasa Tobin supondría un impacto del 7% en la rentabilidad de los fondos, en un plazo de 25 años. En el caso de los planes de pensiones, la reducción sería del 6%.

El máximo responsable de la industria de gestión de activos ha asegurado que un impuesto sobre las transacciones financieras “la acabarán pagando los partícipes y no las entidades financieras”. Desde Inverco se insiste en el papel que juega el sector al canalizar el ahorro de la economía española para que se convierta en inversiones, y se reclama que se mejore la fiscalidad de los planes de pensiones.

Aldama ha recordado que otros países, como Francia e Italia, e introdujeron impuestos de este tipo con resultados muy inferiores a los esperados por los Gobiernos. “La única forma de que esa idea salga adelante es con la cooperación estrecha de los 10 países que se han mostrado interesados”, ha explicado el presidente de Inverco en el X Encuentro Nacional de la Inversión Colectiva, organizado por Deloitte.

Inverco también defiende que no se cambien la regulación de las sociedades de inversión de capital variable (Sicav), un vehículo de inversión asociado con las grandes fortunas.

El presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Sebastián Albella, que ya se ha posicionado en contra del establecimiento de una tasa Tobin, también se ha referido al asunto de las Sicav. Albella ha explicado que “cualquier cambio regulatorio sobre las Sicav puede abocar a su desaparición”, y ha recordado que aunque se acabara con este tipo de vehículos, los inversores españoles podrían trasladar su dinero a las sicav luxemburguesas, que llevan años comercializándose aquí.

Normas