El presidente de la CNMV carga contra la 'tasa Tobin' que baraja el Gobierno

Solo tendría sentido si se hace de forma coordinada en Europa

Sebastián Albella cree que la medida sería lesiva para el mercado español

Sebastián Albella, presidente de la CNMV.
Sebastián Albella, presidente de la CNMV.

La posibilidad de que el Gobierno establezca un impuesto sobre transacciones financieras, como ha adelantado el Ministerio de Hacienda, sería una muy mala idea a juicio del presidente de la CNMV. Sebastián Albella, en un evento celebrado hoy por el Día de la Educación Financiera junto al Banco de España y los ministerios de Economía y Edudación, ha asegurado que el tema de una tasa sobre las transacciones financieras, conocida como tasa Tobin, sería "lesiva para el mercado español, especialmente en un momento de tanta competencia entre los diferentes centros financieros".

"Es un tema sobre el que la Comisión ha tenido una posición muy clara; se empezó a hablar de él a nivel europeo hace casi 10 años, y la CNMV considera que solo tendría sentido hacerlo de manera coordinada", ha asegurado Sebastián Albella. "Consideramos que esta posición en estos momentos tiene más sentido que nunca, porque se ha acrecentado el nivel de competencia entre los mercados financieros, y los efectos que podría tener establecer ese impuesto solamente en España únicamente en términos negativos respecto a nuestros mercados podrían ser especialmente marcados", ha añadido.

Otros países

El presidente de la CNMV ha asegurado que el Gobierno conoce la posición de la Comisión sobre este tema. "Es verdad que hay países como Francia e Italia que han establecido este impuesto y sinceramente creo que no están satisfechos de haberlo hecho". Además, a juicio de Albella, lo hicieron en un momento en el que el nivel de competencia era un poco inferior. "Me parece que estos países son los que más interés tendrían en que nos sumáramos a una iniciativa de este tipo. Ni en Alemania ni en Suecia ni en Holanda ni en Portugal se está considerando establecer un impuesto de este tipo", ha sentenciado.

Francia aplica desde 2012 un impuesto que grava el 0,3% las compraventas de acciones con una capitalización bursátil superior a 1.000 millones de euro, actualmente son unas 150 cotizadas.  La recaudación del tributo ha ido creciendo desde los 245 millones de euros del primer ejercicio parcial en que se impulsó hasta los 1.450 millones de 2017, en parte porque el gravamen también se elevó, al 0,2% en 2013, y al 0,3%, en 2017, como publicó CincoDías el pasado 24 de septiembre.

Italia, a su vez, puso en marcha una media parecida en 2013, con un gravamen del 0,2% sobre la operativa con títulos de cerca de un centenar de empresas cotizadas con más de 500 millones de capitalización. De los 260 millones que obtuvo el primer año, pasó a 431 millones en 2017, sumando 1.972 millones en un lustro.

En Reino Unido, por su parte, se cobra el 0,50% del valor de compra de las acciones compradas en una empresa de Reino Unido o extranjera con registro de acciones y en Irlanda, el 1%, mientras que Grecia aplica un 0,2%. 

Sicavs

Sobre la posibilidad de que el Ejecutivo, en el proceso de negociación de los Presupuestos, toque el régimen de tributación de las sociedades de inversión de capital variable (sicavs), el presidente de la CNMV ha asegurado que no le consta que se vaya a modificar. Ha destacado que, pese al ruido político sobre estos instrumentos en los últimos años el número de estos vehículos se mantiene en el entorno de los 3.000, con un patrimonio también estable.

Estas sociedades, que tributan al 1% en el Impuesto sobre Sociedades, igual que los fondos de inversión, existen en todos los países de la EU y que se dificulte su existencia solo supondría la deslocalización del sector, sin efectos reales en la recaudación. Al igual que en los fondos, los accionistas de las sicavs tributarán en el Impuesto sobre la Renta (IRPF) por las eventuales plusvalías entre el 19% y el 23%.

A cierre de agosto, el importe en sicavs ascendía a 31.502 millones, según los datos de Inverco, con un número total de  2.758. El presidente de la CNMV ha reconocido que el mejor escenario sería que se despejara de una vez y para siempre el futuro de este vehículo y ha recordado que, en la Unión Europea, solo en España y Portugal se exige un número mínimo de partícipes. En el resto de países, se necesita únicamente que la institución esté abierta.

Cuentas básicas

La regulación sobre las cuentas básicas, que inició el anterior Gobierno y cuyo desarrollo ha sometido a consulta el actual Ejecutivo, estará lista antes de finales de año, ha asegurado en el acto del Día de la Educación Financiera la secretaria de Estado de Economía y Apoyo a la Emrpesa, Ana de la Cueva. 

En julio, el borrador de la orden ministerial que desarrolla el real decreto que se aprobó en noviembre del año pasado establecí que la comisión máxima que pagarán los clientes por una cuenta de pago básica será de tres euros al mes. El precio, de hasta 36 euros anuales, incluirá además un elevado número de extras, según el documento, que puede consultarse en la edición online de CincoDías.

Normas