15 de los 64 condenados por las ‘black’ podrían ingresar en prisión

El Supremo establece para ellos penas superiores a los dos años

El alto tribunal rebaja las condenas de la Audiencia para 31 de acusados

Tarjetas Black Supremo pulsa en la foto

La sentencia del Tribunal Supremo sobre el caso de las tarjetas black viene a confirmar las líneas maestras del fallo que ya emitió, en febrero de 2017, la Audiencia Nacional. El alto tribunal rebaja, sin embargo, casi la mitad de las penas aunque mantiene penas de más de dos años de prisión, que en principio supondrían su ingreso efectivo en la cárcel, para 15 de los condenados.

El principal afectado por el fallo es el expresidente de Bankia, y también evicepresidente económico del Gobierno de España y exdirector ejecutivo del Fondo Monetario Internacional, Rodrigo Rato, para el que confirma la pena de cuatro años y medio de prisión.

También superan los dos años de cárcel José Antonio Moral Santín (para el que se mantiene una pena de cuatro años); Francisco Baquero, Estanislao Rodríguez  Ponga, Antonio Romero Jorge Gómez Moreno (que mantienen tres años y dos meses cada uno); José María de la Riva, Rodolfo Benito y Gonzalo Martín Pascual (con tres años y ocho meses); Rubén Cruz, Antonio Rey de Viñas, Javier de Miguel Sánchez, Ángel Gómez del Pulgar, Francisco José Pérez Fernández y Miguel Ángel Abejón (dos años y medio).

Con la sentencia del Supremo, sin embargo, hay varios acusados que podrían librarse de la pena de cárcel a la que les condenó la Audiencia Nacional. El principal beneficiario es Ildefonso Sánchez Barcoj, cuya condena pasa de dos años y medio a un año menos un día. Ocurre igual con Francisco José Moure, que pasa de tres años y dos meses a 10 meses; Antonio Cámara (que pasa de dos años y medio a un año menos un día).

Así, incialmente, la condena de la Audiencia Nacional parecía conllevar el ingreso efectivo de 19 de los 65 condenados, si bien tras las rebajas de penas mencionadas y el fallecimiento de Miguel Blesa, que se suicidó tras ser condenado a seis años de cárcel (confirmados luego por el Supremo), el número de entradas en prisión parece rebajarse a 15.

Será la Audiencia Nacional, una vez recibida la resolución del Supremo sobre los recursos judiciales recibidos, quien deba ejecutar el fallo definitivo, por lo que aún pasarán días hasta que decrete quiénes deben de entrar en la cárcel finalmente.

Hay precedentes de condenados a menos de dos años que han ingresado igualmente en prisión, si bien esto suele ocurrir con aquellos que no han compensado el daño causado, como pasó con los directivos de Novagalicia, mientras que el grueso de condenados por las black ha devuelto el dinero.

La lista de quienes pasen los próximos años a la sombra podría incrementarse, de otra parte, en el caso de aquellos que sin sumar ahora más de dos años de cárcel cuenten con antecedentes penales, como es el caso del expresidente del a patronal CEOE Gerardo Díaz Ferrán.

En total, el Supremo ha rebajado la condena inicial de la Audiencia Nacional a 31 de los 64 condenados por el uso de las visas opacas a las que cargaron 12 millones de euros en gastos sin justificar y ajenos al control de Hacienda.

Normas