La incertidumbre fiscal de Roma lleva al bono italiano a diez años a máximos de 2014

El Ibex logra sumar un 0,19% en la sesión

El Brent marca máximo en cuatro años, por encima de los 83 dólares

Ibex directo

Octubre ha comenzado con ganancias en las Bolsas europeas. El acuerdo comercial alcanzado entre Canadá, Estados Unidos y México que sustituirá al Tratado de Libre Comercio fue bien recibido. El Ibex que llegó a avanzar más de un 0,7% se anotó al cierre un alza del 0,19%, que le valió para recuperar los 9.400 puntos.

El selectivo suaviza así la fuerte caída registrada el viernes, cuando cedió un 1,45%, lastrado por la incertidumbre provocada tras la decisión del Gobierno italiano de elevar su previsión de déficit público para el año que viene hasta el 2,4%. Ayer, el ministro de Economía italiano, Giovanni Tria, se encargó de pedir tranquilidad al resto de socios comunitarios, pero no logró calmar al sector bancario que registró fuertes caídas. El banco BPM cedió un 5,53%, mientras que Ubi Banca restó un 4,63% y Intesa perdió un 4,16%. Unos recortes que arrastraron al sector en España: CaixaBank cedió un 1,7%, mientras que Santander restó un 1,01% y Bankia, un 0,59%

Principales cotizaciones

IBEX 35 8.402,70 -4,96%
EUROSTOXX 50 4.089,58 -4,74%
DOW JONES 34.899,34 -2,53%
USD x EUR 0,8833 0,000%
Petroleo Brent 72,890 -11,348%

El castigo a los activos italianos también se notó en la deuda. El bono a diez años escaló al 3,286%, máximos desde 2014, mientras que la prima de riesgo italiana ascendió hasta los 280 puntos básicos. 

En la Bolsa española, Amadeus lideró los ascensos del Ibex, con un alza del 2,55%, mientras que Ferrovial se anotó un 2,41% y Viscofan un 2,15%. En el terreno de las caídas, Siemens Gamesa cedió un 4,31% tras recibir una recomendación negativa.

En Europa, el profit warning anunciado por Ryanair impulsó las caídas entre las aerolíneas. La low cost irlandesa cedió un 12,5%, mientras que Wizz Air cedió un 7,44% y Easyjet, un 6,73%.

El petróleo volvió a marcar máximos. El Brent ha llegado a cotizar por encima de los 83 dólares por barril, máximo en cuatro años. La cercanía de la nueva ronda de sanciones contra Irán (en noviembre) no se está viendo compensada con aumentos de producción en otras zonas. De hecho, el cómputo semanal de pozos operativos en

EE UU apunta a un descenso de la producción en este país, que rivaliza con Arabia y Rusia. Está pendiente también el grado de cumplimiento de las sanciones contra Irán por parte de China: si hace caso a Trump, el mercado se verá aún más constreñido.

Normas
Entra en El País para participar