Turquía sube tipos para frenar el desplome de su moneda

El tipo de intervención pasa del 17,75% al 24%

La lira turca se dispara tras conocerse la decisión

Turquía sube tipos para frenar el desplome de su moneda

El banco central de Turquía saca la artillería. La máxima autoridad monetaria del país ha decidido subir los tipos de interés del 17,75% al 24% para tratar de frenar la devaluación de la moneda local. La lira turca ha perdido cerca de un 40% de su valor en lo que va de año. Los problemas de Turquía han afectado al segundo mayor banco español, BBVA, que tiene una importante filial allí.

Esta decisión se ha producido a pesar de que el presidente del país, Recep Tayyip Erdogan, se había mostrado esta misma mañana contrario a los tipos de interés elevados. El mercado ha aplaudido la independencia y ortodoxia del banco central y la divisa local se ha disparado cerca de un 6% frente al dólar.

Turquía lleva meses bajo el foco de los inversores. Muchas de sus grandes empresas se han endeudado en los últimos años en dólares. Con el repunte de tipos en Estados Unidos, el dólar se ha apreciado frente a casi todas las divisas mundiales, lo que representa un grave problema para las compañías que generan sus ingresos en liras turcas pero tienen que devolver sus préstamos en dólares.

Las turbulencias financieras han sido especialmente virulentas este verano, con nuevos desplomes de su divisa y de su mercado bursátil. "Uno de los motivos que agravó los problemas es que el banco central de Turquía dejó de transmitir una señal de independiencia, lo que traslada una mala señal a los mercados, especialmente cuando tienes un gran déficit por cuenta corriente", explicaba recientemente Igancio de la Torre, economista jefe de Arcano Partners. "Turquía tiene que acudir todos los años a financiarse a los mercados, sí o sí. Si no tienes una buena historia que contar al mercado, la única forma de vender tu deuda es con altos tipos de interés, como ha hecho Argentina", añade.

El sector financiero, al alza

Algunos de los principales beneficiados por las medidas adoptadas por el banco central de Turquía han sido las entidades bancarias con mayor presencia en el país. La subida de tipos para controlar la devaluación de la lira ha sido acogida con optimismo entre los inversores de los bancos europeos más importantes. Y es que, poco tiempo después de anunciarse el alza de tipos, el BBVA ha subido su cotización hasta el 4,14%. 

Precisamente, la debilidad de la divisa turca había lastrado de manera profunda al banco español, que había cedido un 12% en el último mes. En estos momentos, de las grandes entidades financieras en Europa, es la que más sube. Turquía representa un mercado en el que BBVA tiene una exposición del 14,78% de su facturación total. Además, a la subida espectacular ha contribuido que Garanti Bankasi, la entidad turca cuya participación pertenece en un 50% al propio BBVA, se ha disparado un 6,82%.

De igual modo, las medidas del banco central Turco han dado alas en Bolsa a los otros bancos con gran presencia en el país otomano. ING, con un 3,98% de su facturación procedente de Turquía sube un más de 1%, al igual que el banco italiano Unicredit. Por su parte, BNP Paribas, que completa la terna de entidades europeas con mayor exposición a la lira, sube su cotización un 1,64%.

Normas