Telefónica sacude el mercado británico con una nueva oferta móvil

Personaliza los contratos para la compra de terminales

Ofrece plazos de pago entre tres y 36 meses, sin intereses

Tienda de O2 en una calle de Londres.
Tienda de O2 en una calle de Londres. Getty

Telefónica quiere agitar el mercado de la telefonía móvil de Reino Unido. Con ese objetivo, su filial O2 ha renovado el conjunto de los planes para clientes, destinados a la compra de teléfonos móviles. Así, la compañía va a permitir a los clientes elegir cómo y cuándo pagan en la adquisición de sus smartphones.

Con este movimiento comercial, Telefónica O2 va a ser el único operador de red móvil del Reino Unido que va a separar el coste de consumo y el de los dispositivos.

Bajo los planes anunciados por Telefónica O2, los clientes podrán personalizar los contratos y establecer sus términos. La teleco indicó que los usuarios decidirán sobre el pago inicial con la compra del dispositivo, con la opción de no hacer ninguno, así como determinar el periodo de pagos. En este caso, los plazos se situarán entre tres y 36 meses sin intereses.

Además, podrán configurar su tarifa móvil así como los datos que necesitan, además de establecer el ciclo de facturación con la compañía.

En este sentido, la intención de la empresa es atraer a clientes que quieran tener bajo control los costes de sus contratos móviles.

La teleco publicó los datos de una encuesta en la que se apuntaba que la mitad de los británicos se sientes “robados” por los pagos fijos que han afrontado en la financiación a crédito en la compra de un teléfono móvil.

Cambios

Telefónica pidió al resto de operadores que reconozcan que los tiempos han cambiado y que sigan su ejemplo. Mark Evans, consejero delegado de O2, señalo que “los nuevos planes buscan devolver la capacidad de elegir a los clientes, que no quieren estar atados a rígidos contratos en un momento como el actual en el que la certidumbre y la transparencia son un activo en el escenario económico”.

Con este movimiento, Telefónica busca tomar la iniciativa en un mercado clave como Reino Unido, que aporta más del 13% de los ingresos del grupo y en el que el negocio móvil es el pilar fundamental.

Con 32,1 millones de accesos móviles al cierre del primer semestre, Telefónica O2 es el segundo operador británico en este segmento, por detrás de BT, y por delante de Vodafone y Hutchison Three. La compañía indica que cuenta con la tasa de cancelación de clientes (churn) más baja del mercado.

En el segundo trimestre, los ingresos aumentaron un 5,6% en términos orgánicos hasta 1.638 millones de euros (un 1,9% reportado, por la depreciación de la libra frente al euro). Los ingresos por servicios móviles subieron un 3,5% orgánico. Los ingresos por venta de terminales y otras áreas ascendieron a 417 millones, con un aumento interanual del 13,4%, gracias a las ventas de móviles de gama alta y al crecimiento las líneas M2M y las soluciones TI para empresas.

Evolución de los competidores

En el trimestre entre abril y junio, los ingresos de Vodafone en Reino Unido se situaron en 1.695 millones de euros, un 3,6% menos que en el mismo periodo del año anterior. Los servicios móviles redujeron sus ingresos un 7,9% por el impacto de la financiación de terminales y los cambios regulatorios (sin estos efectos, subirían un 0,8%).

BT Group registró unos ingresos de 5.716 millones de libras (unos 6.350 millones de euros) en su primer trimestre fiscal, un 2% menos, por las caídas en empresas, área mayorista y servicios globales.

Hutchison elevó los ingresos de su división británica de telecos un 2% en el primer semestre de 2018.

Normas