España será el segundo país más visitado del mundo pese al frenazo de 2018

La diferencia con EE UU, el tercero en la lista, se amplió a 5,9 millones en 2017

También se afianza como la segunda nación en el ránking mundial por ingresos

Turismo en 2017 pulsa en la foto

La Organización Mundial de Turismo (OMT) ha actualizado los datos mundiales de cierre del pasado ejercicio, en el que España sale especialmente bien parada. Así finalizó 2017 como el segundo destino más visitado del mundo, con 81,8 millones de viajeros, y también como el segundo que más ingresos percibió, con 58.620 millones de euros. Unas cifras que contrastan con la fuerte desaceleración que se ha producido en los siete primeros meses de 2018 tanto en turistas como en el gasto que realizan. La llegada de viajeros apenas ha crecido un 1,8% anual frente al 8,6% del cierre de 2017 mientras que el desembolso medio diario por viajero creció un 4,2% frente al 12,2% del ejercicio anterior.

En este escenario, ¿qué posibilidades tiene España de perder esas posiciones de privilegio a favor de otros países? La clasificación de la OMT muestra que ambos puestos los mantendrá con toda seguridad en 2018. En el caso de las llegadas, EE UU es el país que le pisa los talones, aunque la diferencia entre ambos (5,9 millones de viajeros) se antoja difícil de que desaparezca, más aún si se tiene en cuenta la tendencia divergente de ambos mercados. España y EE UU cerraron 2016 con un empate técnico de 75,6 millones de viajeros, con un incremento del 10,3% para la primera y una caída del 2,4% para el segundo. Un año después, la diferencia se ha elevado a casi 6 millones en favor de España, donde la entrada de viajeros creció un 8,6%, frente a EE UU, que registró una caída del 3,8%. Dicho de otra manera, que EE UU ha ganado 300.000 viajeros en un año y España 6,2 millones en el mismo período.

En el caso de los ingresos, el principal rival para que España conserve la segunda posición es Francia, con una recaudación de 52.327 millones de euros, frente a los 58.620 millones de euros de España, lo que arroja una diferencia de 6.293 millones de euros. El gasto en ambos países creció a tasas cercanas al 10% y en lo que va de año, ese indicador en España se ha incrementado cerca de un 5%. En el cuarto lugar de la clasificación aparece Tailandia (con 49.568), ya a mucha distancia de España, pero con unas tasas de subida muy elevadas, superiores al 13%, como consecuencia del fuerte crecimiento como destino turístico. De hecho entró por primera vez en 2017 entre los diez países más visitados del mundo, con 35,4 millones de viajeros, lo que le otorgó la décima posición.

La estadística de la OMT muestra como Europa se mantiene como la región del mundo más visitada, con 670,6 millones de viajeros en 2017 (un 51%), seguida de lejos por Asia-Pacífico, con 323,1 millones (un 24%) y América, con 208,7 millones (un 16%). Sin embargo, las posiciones y los porcentajes varían si la comparación se limita a los ingresos. Europa sigue la primera, con casi medio billón de euros, aunque la brecha con Asia-Pacífico se limita a diez puntos porcentuales frente a los 27 en el caso de las llegadas de viajeros. Algo similar sucede con los países integrados dentro del área de América, que solo aglutinan el 16% de los viajes mundiales, pero captan el 24% de los ingresos. Este desajuste entre las tres zonas muestra, por un lado, que la llegada de viajeros crece con más fuerza en Asia y América que en Europa y, en segundo, que el nivel de gasto de los viajeros que optan por países de la UE es inferior.

Normas