Transporte

Uber y Cabify recurrirán cualquier expropiación de licencias VTC

Aseguran que llevarán a la justicia cualquier decisión que no respete el marco normativo

El taxi retomará las movilizaciones en septiembre si "el Gobierno no cumple lo pactado"

Taxis

La guerra entre los taxistas y las empresas de vehículos de alquiler con conductor (VTC), Uber y Cabify, entre ellas, parece estar lejos de zanjarse, aunque se abre una tregua tras las reuniones mantenidas en los últimos días entre miembros del Gobierno y representantes del sector del taxis, la patronal de los VTC (Unauto) y las comunidades autónomas.

La asociación del sector de las VTC en España aplaudió este jueves “el sentido común mayoritario” mostrado por los Gobiernos autonómicos al exigir que no se les imponga aceptar la transferencia de legislar sobre el sector, “que debe ser competencia del Estado como recoge la Constitución Española, y tendría un corto recorrido legal”, según indicó Unauto en un comunicado.

Su presidente, Eduardo Martín, insistió en la legalidad y la legitimidad de “absolutamente todas” las licencias de VTC existentes en España. “Las leyes no pueden ser retroactivas, por lo que retirar cualquier licencia concedida, como pretende el taxi, sería una aberración jurídica, y además de ilegal, inconstitucional”.

Aunque la patronal de estas empresas confía en que el diálogo permanezca abierto y se puedan realizar “unas negociaciones pacíficas, sin imposiciones”, que ayuden a cerrar la crisis actual, fuentes de Unauto aseguran a CincoDías que recurrirá cualquier decisión que no esté dentro del marco normativo, “como sería el caso de que quisieran expropiar licencias”.

Batalla legal

Y no es la única razón que puede desatar una batalla legal en este enfrentamiento entre taxistas y empresas VTC. Establecer una segunda licencia, como pretende el sector del taxi y algunos ayuntamientos, para limitar la actividad de compañías como Uber y Cabify también podría acabar en los tribunales. Así, el catedrático de Derecho Administrativo, Santiago Muñoz Machado, asegura en un informe elaborado a petición de Unauto que la imposición de una doble licencia a los títulos que ya estén en vigor puede chocar con la Directiva de Servicios de 2006, la Ley 17/2009 que la incorpora al ordenamiento español, y la Ley de garantía de la unidad de mercado de 2013. Además, añade que un “eventual sometimiento de los operadores con licencia a nuevas autorizaciones que restrinjan las facultades que tienen concedidas supone una limitación de sus derechos que debe ser necesariamente compensada económicamente”.

Tregua de los taxistas

En esta lucha, los taxistas tampoco dan la guerra por finalizada y ayer la Asociación Nacional del Taxi (Antaxi) dijo que retomará las movilizaciones en septiembre “si la Administración no lleva a cabo las medidas acordadas” entre Fomento y las asociaciones del sector del taxi en la reunión que mantuvieron el pasado lunes, con el fin de que se haga efectivo la ratio 1/30. Una meta que se complicará aún más con la avalancha de licencias que se prevé lleguen a algunas ciudades como Madrid y Barcelona por orden judicial. Se habla de que en total serán más de 6.000.

Con todo, el sector del taxi decidió poner fin a la huelga en la noche de miércoles, tras finalizar la reunión entre el ministro de Fomento José Luis Ábalos, y los representantes de las diferentes comunidades autónomas en la que el Gobierno se comprometió a elaborar un nuevo marco normativo que contemple que las comunidades que quieran asumir las competencias en la gestión de las licencias VTC podrán hacerlo, aunque no será obligatorio.

Cambios en la ley de transportes

Las comunidades que optaran por no asumir esa nueva competencia aplicarían la normativa estatal que se incluye en la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres. La intención del Gobierno, según ha aclarado Ábalos, es elaborar un real decreto ley que estará listo para septiembre y modificar la ley de transportes actual, todo ello con el fin de otorgar la potestad a las autonomías e introducir medidas que permitan corregir el desequilibrio actual y garantizar la ratio 1/3.

Los taxistas, que han decidido, dicen, “dar un margen de confianza al nuevo Gobierno para que pueda llevar a cabo las reformas legislativas acordadas”, quieren que la transmisión de competencias permita la habilitación de la licencia urbana de VTC por parte de los ayuntamientos.

Pedro Saura, secretario de Estado de Infraestructuras y Transportes del Ministerio de Fomento, insistió ayer en que el Gobierno cree que el sector de los VTC “debe ser regulado en el ámbito local y autonómico, y en eso trabajamos, porque hay un anacronismo por el que el taxi tiene una regulación y los VTC, otra”. Pero ahora queda por ver qué autonomías asumen finalmente dicha competencia, después de que algunas, en especial las del PP, avanzaron ya el miércoles que no están dispuestas a hacerlo si lo que se les transfiere “es solo el problema”. Otras como Cataluña reclamaron que para aceptar el traspaso, este debería de ir “acompañado de presupuestos”, aunque Saura negó ayer que las comunidades vayan a necesitar fondos para regular los VTC.

Las CC AA a favor de la medida

Entre las comunidades que más claramente han apoyado la medida expuesta por el Gobierno de Pedro Sánchez están Aragón, Baleares, Castilla-La Mancha, País Vasco, Navarra, Canarias y Extremadura.

Saura reconoció que cumplir el 1/30 “no se puede hacer de la noche a la mañana”. “Se ha dado un paso en la dirección adecuada, pero aún hay mucho por hacer”, dijo. No obstante, apuntó que “no se puede legislar en contra de sentencias judiciales”, en alusión a las miles de licencias que los VTC están logrando por la vía judicial como consecuencia del vacío legal que se registró entre 2013 y 2015, los años entre los que el Gobierno del PP volvió a regular el sector y lo hizo imponiendo la cuota de 1/30, después de que el Gobierno de Zapatero liberalizara el negocio en 2009.

Tirón de las ‘apps’ de Uber y Cabify, y perdón de los taxistas

Las apps de Uber y Cabify se han colocado estos días entre las primeras posiciones en descargas de aplicaciones para iOS y Android, por delante incluso de otras como Instagram, Facebook o Youtube. Muchas personas que no habían utilizado nunca estos servicios han decidido bajarse la aplicación para hacer uso de estas empresas de transporte de viajeros con conductor  Ninguna de las dos empresas ha querido ofrecer detalles sobre la subida experimentada, ya que habitualmente no revelan el dato. Pero, en App Store, la tienda de aplicaciones móviles de Apple, Cabify aparecía en el segundo puesto de las aplicaciones gratuitas más descargadas, solo superada por WhatsApp. Uber, por su parte, se situaba quinta en el ranking, por delante de otros servicios tan populares como Google Maps, Netflix y Facebook.

En la tienda de Google, Play Store, la situación no era tan favorable a las app de los VTC, pero aún así Cabify y Uber se posicionaban en el noveno y undécimo puesto, por delante de aplicaciones como las de Amazon, Wallapop o Facebook.

Mientras, las apps de Uber y Cabify parecen haber ganado estos días popularidad, los taxistas de Barcelona pidieron este jueves perdón a los ciudadanos por los daños ocasionados por la huelga, pero defendieron que se han visto obligados a hacerla. Estos mismos taxistas informaron que trabajarán gratis durante un día el mes de septiembre para tratar de compensar las molestias causadas, informó Efe.

Normas