Distribución

La junta de El Corte Inglés tratará el relevo de cuatro de sus diez consejeros

Los accionistas se reunirán el próximo domingo 26 de agosto

Florencio Lasaga, consejero desde 1969 y presidente de la Fundación Ramón Areces, agota su mandato

El expresidente de El Corte Inglés Dimas Gimeno en la última junta general de accionistas de El Corte Inglés, el verano pasado.
El expresidente de El Corte Inglés Dimas Gimeno en la última junta general de accionistas de El Corte Inglés, el verano pasado.

El consejo de administración de El Corte Inglés, reunido hoy con carácter ordinario, confirmó la fecha del 26 de agosto, domingo, a las 11.30 horas, para la celebración de su junta general de accionistas. Una cita que, por diversos motivos, tendrá una relevancia especial respecto a las de los últimos años.

Por primera vez, los accionistas tendrán la oportunidad de transmitir su sentir sobre el conflicto de poder abierto en el principal grupo de distribución del país en los últimos meses, y que ya ha derivado en un enfrentamiento judicial entre su expresidente, Dimas Gimeno, y la compañía. El propio Gimeno logrará uno de los objetivos que se había fijado durante el enfrentamiento con sus primas, Marta y Cristina Álvarez Guil, poseedoras del 15% de las acciones del grupo, y del favor de la Fundación Ramón Areces, primer accionista: llegar a la junta general de accionistas manteniendo su asiento en el consejo.

Aunque podrá perderlo en esa misma cita. Como explican los estatutos de El Corte Inglés, solo la junta tiene el poder de cesar y nombrar consejeros, siempre que esté reflejado en su orden del día.
Y así se ha previsto para la junta del 26 de agosto. En el séptimo punto del orden del día aprobado ayer por el consejo aparece el “cese y nombramiento de consejeros”, un punto que no se ha añadido con el propósito único de abordar el futuro de Dimas Gimeno, pero cuya mera inclusión amenaza su futuro en el máximo órgano de gobierno de la empresa.

El motivo principal es que hasta tres consejeros de la compañía agotan su mandato en este último mes. Sumado Dimas Gimeno, la junta de accionistas de El Corte Inglés deberá tratar el futuro de hasta cuatro de sus diez consejeros, es decir, casi la mitad del consejo de administración actual.

En dos de esos cuatro casos se trata de figuras históricas en el seno de El Corte Inglés, y que se han visto en medio del conflicto interno de los últimos meses tras décadas de vinculación con el grupo. Sobre todo el caso de Florencio Lasaga, presidente de la Fundación Ramón Areces, ligado a El Corte Inglés desde los cincuenta, y consejero de la misma desde 1969. Lasaga ha sido uno de los grandes aliados de Marta y Cristina Álvarez en su enfrentamiento con Dimas Gimeno, junto a otro histórico que también termina mandato, Carlos Martínez Echavarría. Ambos superan los 80 años, en un momento en que El Corte Inglés quiere adaptar su gobierno corporativo al de las empresas cotizadas, donde la presencia de consejeros independientes llega a la mitad. En la actualidad, el único consejero independiente es Manuel Pizarro.

La otra consejera que acaba mandato es Paloma García Peña, representante de Cartera Mancor, sociedad que posee el 7% del capital. Todos ellos, aunque trasladen su intención de continuar en el consejo, deberán recibir el visto bueno de los accionistas, para lo que servirá una mayoría simple.

Normas