Mikel Palomera: "El objetivo de Seat es ser líder en España este año"

Asegura que Seat expondrá su negocio de ‘carsharing’ a otras ciudades como Barcelona

La nueva marca de la compañía, Cupra, tendrá en un futuro modelos eléctricos y de gas

Presidente de SEAT, Mikel Palomera
Presidente de SEAT, Mikel Palomera

Mikel Palomera es el director general de Seat España desde 2012. La firma, perteneciente al grupo Volkswagen, vive “un momento dulce”, según la compañía. Esta semana ha firmado un acuerdo por el cual se prevé que para 2020 o 2021, empezará a fabricar y vender coches eléctricos en China. A nivel global, en los primeros cinco meses del año, la firma ha aumentado sus ventas un 18,5%, y en el mercado local, un 17,2%. En línea con este buen momento, la empresa presentó el pasado 3 de julio en Barcelona la nueva marca Cupra, que irá destinada a un público con más poder adquisitivo.

P. ¿Qué es Cupra?
R. Es una nueva marca orientada hacia un cliente especial. Nos posicionamos entre las firmas generalistas y las premium. Está orientada a un cliente que busca un coche más sofisticado y con más prestaciones. Es para gente gourmet del mundo del automóvil.

P. ¿Qué porcentaje de mercado representa ese nicho que quieren ocupar con esta nueva firma?
R. No es muy grande. Cupra no va a ser un coche de volumen, pero nuestro objetivo es que esta marca represente el 10% de las ventas de Seat.

"La nueva normativa de emisiones no afectará demasiado a Seat"

P. ¿En cuántos años pretenden alcanzar ese porcentaje?
R. Va a ser una marca de largo recorrido. Tenemos un plan de producto ambicioso. En los próximos 4 años lanzaremos siete nuevos modelos Cupra. No serán coches solo de gasolina si no que también habrá eléctricos, porque pensamos que el mercado y el mundo de la competición van hacia la electrificación.

P. ¿En el futuro podría haber un Cupra eléctrico o de gas en la calle?
R. Es posible. Ya estamos haciendo las pruebas para lanzar un Cupra eléctrico en el mundo de la competición, el modelo E-racer. En cuanto al gas, Seat está haciendo una apuesta muy fuerte por ese tipo de combustión y pensamos que a nivel tecnológico no hay ningún impedimento para que no haya en el futuro un coche de gas natural Cupra. Además, si tenemos en cuenta que el metano puede ser originado desde el punto de vista biológico, como biogas, podría llegar incluso a tener un impacto cero en el medio ambiente, cosa que incluso los coches eléctricos hoy por hoy no pueden decir.

P. ¿Dónde se va a fabricar el Cupra?
R. Dependerá de cual sea la base del coche sobre el que se cree la marca. Por ejemplo, el Cupra Ateca se va a producir en la fábrica de Kvasiny (República Checa), que es donde ahora mismo se produce el Ateca. Pero en el futuro, la mayor parte de los Cupras se harán en España. Y lo que es más importante, el desarrollo a nivel tecnológico se hará en nuestro centro técnico de Martorell, donde tenemos 1.200 ingenieros especializados. Eso es realmente un tesoro que tenemos que cultivar y que tenemos que desarrollar como marca, porque es una industria nacional.

P. En la presentación, comentó que en España será más difícil que en otros países introducir esta diferenciación de marcas entre Seat y Cupra ¿Por qué?
R. Emocionalmente Seat es una marca muy ligada a España, pero tenemos el problema de que en este momento la calidad y la relación calidad precio de nuestros coches es muy superior a la imagen que una parte de los clientes tiene sobre Seat. Y eso es un handicap para lanzar una marca de estas características. Cupra va orientada hacia un cliente más sofisticado, que le gusta mucho las prestaciones y hay mucha gente que prefiere comprarse una marca premium, cuando realmente hay muchas cosas que las tenemos en nuestro país y que son tan buenas o mejores como las que se puede ofrecer en otros lados. Cuando compras un Seat León, crece el PIB nacional. Cuando compras un vehículo de otra marca, por ejemplo de una firma coreana o japonesa, crece el PIB de dicho país.

P. ¿Cómo cree que puede afectar a Seat España la guerra arancelaria que de EEUU con el resto del mundo?
R. No le va a afectar en nada, porque nuestros proveedores son principalmente españoles. No creo que haya un impacto, porque Seat España solo vende coches en nuestro país y no exportamos en este momento coches a EEUU.

P. En 2017, Seat logró un aumento del 23,1% de ventas en España. En estos primeros seis meses ya llevan un 17,2% ¿Cuánto esperan conseguir en 2018?
R. Somos número 1 de una manera consolidada [Vendieron 62.442 turismos entre enero y junio de 2018, según datos de Anfac] en cliente particular, que es el que marca la tendencia del mercado. En ese tipo de comprador hemos crecido incluso más que ese 17%, hemos llegado casi al 20%. Nuestro objetivo este año es ser líderes en España. Hace ya unos años que Seat no es líder en el mercado nacional, pero ahora tenemos la gama de producto para serlo y una red de concesionarios preparada.

¿Creen que la nueva homologación de emisiones WLTP puede afectar a las ventas? ¿Puede acarrear una subida de impuestos?
Si se mantiene como hasta ahora la tributación, es obvio que va a haber una subida. Habrá modelos de todas las marcas que sobrepasen el umbral de los 120 gramos de CO2 o de los 160 y evidentemente eso tendrá una repercusión en el cliente final.

¿A Seat le va a afectar?
No esperamos que nos genere un daño demasiado relevante.

A principios de junio, el grupo Volkswagen anunció que retrasaría la producción de 250.000 vehículos por la nueva norma WLTP, ¿Entre esos coches habrá de la marca Seat? ¿Afectará a la producción en España?
No en cuanto a número de coches. Pero sí es probable que tengamos un retraso de homologación en algunos motores. Con la gran demanda que tenemos en estos momentos, mucha más que la capacidad de fabricación en España, lo que sí se va a producir es que cambiemos unos motores por otros, los cojamos de otros coches distintos y haya una parte de los vehículos que tengan un cierto retraso en la entrega a los clientes.

Seat el pasado mes de febrero compró la empresa madrileña de ‘carsharing’ Respiro, ¿Qué perspectivas de negocio tienen con el coche compartido en España?
Queremos explorar alternativas y fuentes de ingresos distintas, tanto para nosotros como para nuestra red de concesionarios en el futuro. Es obvio que los clientes están cambiando la manera de comprar. Un cierto porcentaje de clientes va a transitar hacia el pago por uso y dentro de este contexto es obvio que nosotros necesitamos mejorar nuestra oferta de movilidad. Todas las marcas vamos a vivir un cambio, el producto dejará de ser el centro de nuestro negocio y pasará a serlo la oferta de productos de movilidad. A esto se debe la adquisición de respiro. Es una de las posibilidades de negocio futuro que existe en el mercado.

¿Tienen pensado expandir su carsharing a otras ciudades de España?
Sí. A ciudades que tengan una masa crítica suficiente. Por ejemplo, en un futuro podría ser Barcelona, además de otras ciudades donde exista realmente una demanda y donde el business case sea positivo.

Normas