Esta habitación guarda los prototipos de Apple más extraños

Esta habitación guarda los prototipos de Apple más extraños

Un coleccionista muestra los prototipos de Apple más extraños vistos hasta la fecha

Apple ha bajado a los infiernos más de una vez en su dilatada trayectoria desde los años 70. La hemos visto ser un líder indiscutible a finales de los 70, y casi desaparecer a principios de los años 90, algo de lo que la salvó la llegada de Steve Jobs. Y como es lógico, centenares han sido los prototipos diseñados a lo largo de estos años para dar con el producto perfecto. Unos prototipos que muchas veces no sabemos cuál es su destino final. Hasta ahora, cuando hemos conocido una interesante colección privada de prototipos de Apple que nos ha sorprendido sobremanera. Prototipos que nunca vieron la luz, y que sobre todo muestran los intentos de Apple por innovar.

Los prototipos más extraños que podamos imaginar

Apple volvió a lo más alto en la segunda mitad de la década de los noventa, en la que pudimos ver cómo dispositivos como el iPod o el iMac revolucionaron sus respectivos sectores. En el caso de este último, causaron furor los iMac con monitor de tubo dentro de una carcasa transparente de colores flúor. Y es precisamente de este tipo de carcasa transparentes como podemos ver distintos dispositivos de Apple en fase de prototipo.

Como hemos conocido a través de CNBC, todos estos prototipos son propiedad de un entusiasta de la firma californiana. Entre la colección se pueden ver sorprendentes prototipos como un Macintosh TV, una edición de 20 aniversario del Macintosh, así como una sorprendente versión para desarrolladores de LISA del año 1983. Pero entre el resto de dispositivos podemos apreciar cómo la tendencia de las carcasas transparentes no es nueva, llegando a haber un prototipo del PDA Newton de Apple completamente transparente.

También podemos ver decenas de prototipos de los primeros iPhone, como el original, el 2, 2G o 3GS. Desde luego son auténticos tesoros que en el mercado del coleccionismo y las subastas tienen un enorme valor. De hecho en los últimos meses hemos visto cómo dos Macintosh transparentes se han vendido por 22.600 y 16.000 dólares. El propietario de la colección recuerda que tuvo a la venta el prototipo para desarrolladores de LISA, por poco menos de 100.000 dólares, y que la tienda lo borró por presiones de los abogados de Apple, a los que no les gusta que estos dispositivos anden por las redes.

En cualquier caso, este coleccionista no busca el lucro con la colección, sencillamente quiere conservar en perfecto estado estos ejemplares, que son historia de la tecnología de las últimas cuatro décadas. Su gran deseo es el de asociarse con un museo para poder exponer todas estas piezas.

Normas