Canarias

Los residentes en las islas se quedan en casa

Los canarios son los que menos viajan de toda España. El sector lo achaca al buen clima y al bajo poder adquisitivo

Un avión de Bínter se prepara para despegar en el Aeropuerto de Gran Canaria.
Un avión de Bínter se prepara para despegar en el Aeropuerto de Gran Canaria.
Las Palmas de Gran Canaria

Canarias recibe 16 millones de turistas al año. Entran muchos, sí. Pero salen pocos. En el primer trimestre del año, los residentes en las islas realizaron solo 612 viajes por cada 1.000 habitantes. Muy lejos de los 1.246 viajes por cada 1.000 de Navarra. Canarias se convierte así en la comunidad autónoma menos viajera de toda España, según el último informe publicado por el Instituto Nacional de Estadística.

“El residente en las islas se sube mucho al avión, pero no para irse de vacaciones, para eso preferimos quedarnos en nuestra propia tierra”, opina Agustín Manrique de Lara, presidente de la Confederación Canaria de Empresarios y miembro del Círculo de Empresarios de Gran Canaria. Una idea que se cumple también con los residentes en Baleares, son los segundos menos viajeros del país, 625 por cada 1.000. “Tiene mucho más que ver con vivir en un sitio difícilmente mejorable, te compensa poco irte a otro teniéndolo en casa”, añade Manrique de Lara.  

El salario medio y la renta per cápita que, en Canarias, está por debajo de la media nacional, obviamente también influye en que se viaje menos. Aunque, según apunta el representante de la CCE, “el consumo respecto a la renta está en la media de España”. 

Más críticos se muestran las asociaciones de consumidores. En este caso, la de Gran Canaria, a través de su portavoz José Manuel Quesada, que entiende que este dato del INE debemos relacionarlo directamente con que Canarias tiene “la población con peor poder adquisitivo del Estado y con los mayores índices de pobreza, gente con trabajos precarios, economías domésticas muy ajustadas que difícilmente llegan a fin de mes… Con esta situación, los viajes no están entre las necesidades perentorias”. Quesada asegura además que “en las islas no se dinamiza el consumo”. 

El consumo en Canarias puede estar limitado, pero no tanto cuando los canarios salen de viaje. Así lo reflejan los datos de esta encuesta, que muestra que en esos 612 viajes el gasto medio diario de los residentes en Canarias fue de 66 euros, lo que les sitúan en quinto lugar, justo dos puntos por encima de la media nacional.  

Los más gastones fueron los residentes en Melilla (83 euros), País Vasco (78), Cataluña (75) y en Islas Baleares (72). Por el contrario, los más bajos se dan en Extremadura (48 euros), Castilla–La Mancha (51) y Cantabria (52). “Si miramos estas cifras, nos damos cuenta de que son los que necesitan coger un avión para salir de vacaciones los que más gastan, es decir, Melilla, Baleares y Canarias, esa necesidad provoca que aumente esa cifra global. Y, por otro lado, País Vasco y Cataluña, que son las comunidades más ricas de España”, analiza Ignacio Poladura, adjunto a la dirección general de Viajes Insular. 

“Vemos también un componente asociado a la climatología muy importante”, afirma Poladura. “Muchos canarios no necesitan coger un avión para irse de vacaciones: con desplazarse al sur les basta”, asegura. “Pero es lógico que también esté relacionado con la tasa de paro de nuestra comunidad y con el poder adquisitivo”.  

“El viajero canario busca más salidas, pero en menor tiempo, ya no se van un mes de vacaciones, ahora hacen más escapadas a lo largo de todo el año”, concluye Poladura. Y es que la tendencia es que los españoles cada vez viajen más.

Según el INE, el número de viajes de los residentes en España ha subido un 3,7% en el primer trimestre de 2018 con respecto a 2017 y se sitúa en 40,7 millones de viajes. En cuanto al gasto total ,aumentó un 11,7%, hasta los 7.999 millones. El 91,0% de los viajes tienen como destino principal el territorio nacional, con un incremento del 2,9% respecto a 2017. 

Los viajes de ocio y recreo son el motivo principal, con 42,7% de los viajes, crecen un 9,3%. Por su parte, las visitas a familiares o amigos, que representan el 40,5% del total, registran un descenso anual del 0,4%. Los viajes de negocios y otros motivos profesionales se reducen un 2,6% y los realizados por otros motivos, aumentan un 6,5%. 

Normas