Una subida de tipos afectará más a las empresas que a las familias, según el Banco de España

El supervisor asume que las compañías sufren más rápidamente un alza del precio del dinero

El efecto para las administraciones públicas sería más gradual

tipos
Sede del Banco de España.

Las empresas serán el sector más afectado por una subida de los tipos de interés, por encima de las familias o las administraciones públicas, según un informe específico elaborado por el Banco de España que ha sido publicado este miércoles.

El documento expone que un alza del precio del dinero tiene efectos “mucho más rápidos” tanto familias como empresas, “principalmente a causa de le elevación de los tipos de interés de corto plazo”. Sin embargo, el colectivo que “se vería comparativamente más afectado por estas perturbaciones sería el empresarial, dando su mayor endeudamiento neto”.

En el caso de las administraciones públicas, apunta el organismo que gobierna Pablo Hernández de Cos, “el impacto es comparativamente más lento” y se produce fundamentalmente como consecuencia de incrementos en las rentabilidades a medio y largo plazo.

Las hipótesis del Banco de España anticipan los posibles efectos de la primera subida de tipos que el Banco Central Europeo prevé abordar desde que en 2011 comenzara a rebajar el coste del dinero hasta situarlo en mínimos históricos.

Esta primera subida está prevista para dentro de un año, según avanzó la pasada semana el presidente del BCE, Mario Draghi, que matizó que el alza de tipos estará condicionada por la fortaleza de la recuperación de la economía comunitaria, amenazada por la tensión comercial introducida por la administración Trump, entre otros factores.

En paralelo, el BCE anunció que comenzará a reducir su programa de compra de deuda en los próximos meses a fin de recortar los estímulos monetarios con los que ha tratado de combatir los efectos de la crisis antes de final de año.

El análisis del Banco de España se basa en una hipotética subida de tipos con un escenario base, y tres alternativos, que mide el impacto de un alza progresiva en el periodo 2018 a 2020 para empresas no financieras, hogares y administraciones públicas, midiendo el efecto en pagos, activos financieros y pasivos.

El escenario base es una subida gradual y moderada de los tipos, mientras que los alternativas suponen un alza de 100 puntos básicos sobre el escenario central centradas en los tipos a un año, y el tercero aborda subidas a medio y largo plazo, mientras que el tercero lo aplica a toda la curva de tipos, siempre manteniendo las actuales variables macroeconómicas.

El ejercicio indica que la carga financiera neta del sector empresarial es la más sensible a incrementos en el tramo corto de la curva, dada su financiación a tipo variable y con vencimientos próximos.

Las familias, con una financiación variable y ligada al corto plazo, los cambios en la curva se verían relativamente compensados por su ahorro destinado a depósitos, cuya remuneración también ascendería.

Normas