Un mundo lleno de deuda

Un mundo lleno de deuda

Ha pasado más de una década del inicio de una de las mayores crisis económicas que se recuerda; crisis que se originó por un excesivo apalancamiento tanto de los gobiernos, como de las empresas y de los hogares. Según veíamos, con los datos de hace unos meses del Fondo Monetario Internacional, la deuda global ha estado creciendo a una tasa superior al crecimiento económico mundial, es decir, actualmente estamos más endeudados de lo que lo estábamos al inicio de la crisis.

Como el mundo es muy amplio, vamos a centrarnos en el análisis de la deuda de los países de la eurozona, que son en definitiva los que más directamente nos afectan, aunque como bien sabemos, al encontrarnos en un mundo globalizado, los problemas de otras zonas económicas nos afectan indirectamente. Al final el sistema económico mundial es como un sistema de vasos comunicantes, en el cual los movimientos de un banco central afectan a todas las áreas geográficas.

A la hora de medir los riesgos por endeudamiento, nos solemos quedar en la deuda gubernamental que tiene cada país. Por poner un ejemplo, cuando nos fijamos en la deuda de España nos solemos limitar a mirar la deuda que tiene el Gobierno y las Comunidades Autónomas, dejando de lado la deuda de los hogares y de las empresas; siendo la suma de todas ellas, lo que realmente nos mostrará los verdaderos niveles de deuda de las economías.

Si sumamos toda la deuda a fecha actual, nos queda la siguiente distribución de países de la eurozona de mayor a menor endeudamiento:

Hay que tener en cuenta que la situación de Luxemburgo es particular, ya que debido a su fiscalidad gran cantidad de empresas tienen su sede en el país y emiten deuda desde allí.

Si comparamos los últimos datos de endeudamiento total, frente al que tenían en 2007, vemos como a excepción de Estonia, Alemania y Malta, los países de la eurozona se encuentran más endeudados:

En resumidas cuentas, nos encontramos en un mundo más endeudado, al que, el actual entorno de tipos de interés cero le favorece. Pero hay que recordar que esta situación no durará eternamente y como está pasando ahora en Estados Unidos, aquí también subirán los tipos de interés. Y hay que saber que, el exceso de crecimiento aportado por el apalancamiento en un entorno de bajadas de tipos de interés, se verá tornado a medida que suben los tipos de interés.

En los siguientes cuadros se puede ver la evolución por países de los niveles de endeudamiento:

Celso Otero | Gestor de fondos de inversión en Renta 4 Gestora

Normas