El euro impulsa al Ibex: queda a las puertas de los 10.000 por el lastre de la banca

El Ibex avanza un 0,52% y se sitúa al filo de los 10.000 puntos

La divisa europea cae de los 1,17 dólares

euro pulsa en la foto

Contención. Esa fue la norma imperante en los mercados tras conocer la decisión del BCE. Mario Draghi no defraudó, pero siguiendo los pasos de Janet Yellen al frente de la Reserva Federal de EE UU, el responsable de la política monetaria en la zona euro dio una de cal y otra de arena. Gesto suficiente para no desatar una tormenta en los mercados financieros. 

"El de hoy ha sido un gesto principalmente simbólico, marcando el final de una era en Europa. Establece el final del dinero fácil y prepara el escenario para un aumento de tipos en 2019. Este es un paso más hacia la eliminación de las políticas extraordinarias de estímulos monetarios a nivel global a lo largo de la última década", afirman Patrick O'Donnell, director de inversiones senior de Aberdeen Standard Investments.

Uno de los activos más sensibles fue el euro. Nada más conocerse en comunicado del BCE la divisa europea escaló hasta los 1,184 dólares. La moneda única, que un día antes logró mantener el tipo ante el endurecimiento del lenguaje de la Fed, fue desinflándose conforme Draghi comparecía en la rueda de prensa. Al cierre de los mercados europeos, caía un 1,3%, hasta los 1,16 billetes verdes. Las medidas adoptadas ayer en el consejo europeo se mantienen en línea con las expectativas de los analistas. De hecho, la institución retrasa a la segunda mitad de 2019 el alza de los tipos.

La caída del euro sirvió de alivio a las Bolsas europeas, que tras una sesión dubitativa se decantaron al cierre por las compras. El selectivo español se situó a la cola de los ascensos con una subida del 0,59%, quedando a las puertas de los 10.000. El Dax alemán sumó un 1,68%; el Cac francés, un 1,39% frente al 1,22% del Mib.

La banca, sector que en las últimas semanas había servido de impulso a la Bolsa, actuó ayer como lastre. El hecho de que el BCE no adelante el alza de tipos a los primeros meses del año no gustó a las entidades que ven cómo sus cuentas de resultados continuarán estando penalizadas por las tasas bajas. Es decir, su capacidad de incrementar márgenes seguirá siendo muy reducida. Bankia fue el banco más castigado con una caída del 2%. A él le siguieren Bankinter (-1,79%), CaixaBank (-1,76%), Sabadell (-1,71%) y BBVA (-0,1%). Solo Santander (0,34%) que ayer contó con la mejora de su recomendación escapó a las pérdidas.

El sector de las energético, el otro con fuerte presencia en el selectivo, respiró después de confirmar que seguirán gozando de unos costes de financiación bajos, al menos hasta 2019. Iberdrola avanzó un 2,4%; Gas Natural, un 2,2%; Red Eléctrica, un 2,08% mientras Endesa y Enagás se anotaron un 2% y un 1,87%, respectivamente. No obstante, Dia fue el valor más alcista de la jornada con una subida del 5%.

os monetarios debería provocar un alza de las rentabilidades en el mercado de deuda, pero la progresividad con la que se llevará a cabo tuvo el efecto contrario en el mercado secundario. La deuda española a diez años bajó al 1,35 desde el 1,4% previo y la prima de riesgo concluyó en los 90 puntos básicos. El bono alemán, por su parte, cae del 0,5% y el italiano cayó al 2,75% desde el 2,87%.

“La decisión del BCE fue un poco sorprendente y obviamente un compromiso bien orquestado. Los halcones tienen ya su fecha de finalización para el programa de compra de activos, aunque algo más tarde de lo esperado, diciembre de 2018. Las palomas tienen algo de dinero adicional del QE ya que el BCE reducirá a la mitad las compras mensuales de bonos a 15 mil millones de euros de septiembre a diciembre, y ha garantizado que la primera subida de tipos está lejos, el BCE espera que los tipos de interés se mantengan sin cambios "al menos hasta el verano de 2019", señalan desde Robeco.

Dejando a un lado la política monetaria, el Brent apenas experimenta cambios. El barril se sitúa en el entorno de los 76,6 dólares a una semana de que se celebre en Viena una reunión de la OPEP en la que se fijarán nuevas metas de producción.

Normas